sábado 16, febrero 2019 | Actualizado 00:54
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Carpetazos y afinidad K: el detrás de escena de la renuncia del titular de la AMIA luego de desistir de acusar a Cristina Kirchner

05/02/2019 08:59 hs
Dudas, pistas y especulaciones sobre las verdaderas motivaciones de la jugada de la mutual judía para favorecer judicialmente a la ex presidenta.

Primero fue el impacto. La carta de la AMIA a la DAIA exigiendo que se baje de la querella contra Cristina sorprendió al grupo minoritario de dirigentes comunitarios afín al kirchnerismo e indignó a la mayoría de los que claman justicia por el atentado.


El segundo paso, para unos y otros, consistió en buscar las razones de fondo de la actitud de la mutual judía, con Agustín Zbar a la cabeza.


Un relevamiento de Clarín muestra que lejos de las certezas, lo que subsisten son múltiples teorías, que van desde las conspirativas a las más ingenuas A saber:


# Hipótesis uno: el mesianismo. Los dirigentes comunitarios que conocen a Zbar desde hace años aseguran que su objetivo siempre fue el de apoderarse del liderazgo político de la comunidad, que reposa en la DAIA. Y que al no haberlo conseguido, buscó marcarle la cancha aprovechando la alta exposición de la mutual y la sumisión del resto de la mesa directiva.


# Hipótesis dos: carpetazos K. Desde radio Jai, enfrentada al saliente titular de la AMIA, deslizaron que tanto Zbar como su reemplazante, Ariel Eichbaum, fueron amenazados por emisarios de la ex presidenta con revelaciones sobre antecedentes que buscaban ocultar.


# Hipótesis tres: afinidad kirchnerista. Es la que se remonta a los cargos que ocupó Zbar, como dirigente de la UCR, en el gobierno porteño que encabezó Aníbal Ibarra en tiempos de la Alianza: fue subsecretario de Coordinación y de Justicia. Según la versión, nunca habrían cortado el vínculo, aun cuando el ex referente del Frente Grande asumiera fugazmente la defensa legal de Cristina Kirchner en el caso del memorándum.


# Hipótesis cuatro: el factor teológico. Hay quienes creen que Zbar resultó el chivo expiatorio de una estrategia conducida por el rabino Samuel Levin, líder espiritual del partido que gobierna la AMIA desde hace casi once años, el Bloque Unido Religoso (BUR). No es secreto que Levin maneja los hilos de la mutual desde la Yeshivá (casa de estudios judaicos) Jafetz Jaim de la calle Ecuador. La teoría aporta una interpretación de páginas de la Torá, el libro más sagrado del judaísmo, sobre la inconveniencia de enfrentar a los reyes. En este caso sería para prevenir una confrontación ante un eventual regreso de la ex presidenta al poder.


# Hipótesis cinco: la derrota judicial. Abrazan esta línea de análisis los que consideran débil la acusación contra Cristina y los otros acusados de urdir un pacto de impunidad en el caso AMIA. Y hasta dejan entrever un supuesto mensaje bajo cuerda en ese sentido del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, con quien Zbar compartió la pertenencia al Grupo Nino que asesoró a Raúl Alfonsín en la reforma constitucional de 1994. Para atajarse, el ex titular de la mutual promovió la idea de que el afectado directo por el pacto es el Estado argentino y no la comunidad judía.


# Hipótesis seis: la enemistad personal. Asoma como una teoría simplista y se refiere a las públicas diferencias de Zbar con el fallecido fiscal que acusó a Cristina, Alberto Nisman.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...