viernes 15, febrero 2019 | Actualizado 23:53
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Femicidio en Bariloche: hallan en la montaña rastros de sangre y un arma que pertenecerían al acusado

01/02/2019 07:37 hs
En una zona de difícil acceso, encontraron también una mochila con documentos de Mariano Cordi.

Durante la noche de este jueves la Policía de Río Negro encontró en la zona montañosa del Valle del Challhuaco, a unos 20 kilómetros de Bariloche, una mochila con un arma casera, documentos y rastros de sangre que pertenecerían a Mariano Cordi (41), el femicida de su ex pareja Valeria Coppa (40).

 

Los agentes habrían sido alertados sobre la sangre por turistas que recorrían esa región, famosa por sus imponentes paisajes y la posibilidad de hacer caminatas de baja y mediana dificultad.


En el operativo de rastrillaje, hallaron la mochila conteniendo los documentos de Cordi y el arma con la que presuntamente le disparó a Coppa el martes último afuera de la Catedral de Bariloche.

 

En la zona permanecían durante la madrugada de este viernes la fiscal Betiana Cendón y personal de la Policía rionegrina y Gendamería Nacional, llevando a cabo un rastreo que se ha visto obstaculizado por la oscuridad y la compleja geografía de la cordillera.


Se estima que en breve la búsqueda se suspenderá hasta que amanezca, con el propósito de salvaguardar las vidas de quienes están trabajando.

 

Una fuente en este lugar de muy difícil acceso le indicó a Clarín que los rastros de sangre llegan hasta un barranco donde la visión se vuelve completamente nula.

 

Los investigadores especulaban desde la tarde del jueves con que Cordi podía haberse suicidado, puesto que los intensos operativos de búsqueda no habían arrojado ningún resultado.


La sangre en las cercanías de un refugio del Challhuaco reforzó esta hipótesis, por lo que desarrollaron un importante rastrillaje en el área tratando de dar con el cuerpo o con una persona herida.

 

Los propios familiares consideran a Cordi un hombre violento y sus conocidos cuentan que tenía como afición construir armas caseras como la 22 con la que le disparó en la cabeza a su ex pareja.

 

En su vivienda, la Policía también encontró trampas cazabobos enterradas en el suelo y explosivos caseros.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...