sábado 19, enero 2019 | Actualizado 09:25
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Los aberrantes detalles sobre la mujer que dio a luz en estado vegetativo, "No teníamos idea..."

13/01/2019 15:03 hs
Las preguntas cruciales sobre el caso que ha sacudido a Phoenix siguen sin responderse: ¿cómo las enfermeras no se dieron cuenta de que una de sus pacientes estaba embarazada?
La enfermera anónima gritó al teléfono del operador del 911: ¡El bebé se está poniendo azul! ¡El bebé se está poniendo azul!".  Rogó a los paramédicos que llegaran más rápido: "No estamos preparados para esto".

En la mayoría de los casos, una paciente en labor de parto en un centro de atención médica, en una habitación llena de enfermeras, sería una situación estresante pero manejable.

Pero la madre primeriza de 29 años en el centro de la crisis desplegándose en la clínica Hacienda Healthcare, unos días después de Navidad, era un caso especial- y particularmente peligroso: ella se encontraba en un estado vegetativo continuo desde 1992.

"Una de las pacientes apenas había tenido un bebé y no teníamos idea de que estaba embarazada", dijo la enfermera.

La llamada al 911, dada a conocer por la Policía de Phoenix y obtenido por KNXV, afiliada a ABC,  ofrece una ventana al nacimiento que ha sacudido a la ciudad y a la organización sin fines de lucro que se ha ocupado médicamente de los frágiles durante cinco décadas.

El menor, que fue asistido en el nacimiento por una enfermera de Hacienda HealthCare, fue resucitado exitosamente y estaba siendo cuidado en el hospital con su madre, que permanece también en buen estado. El bebé será llevado por su familia, informó una estación de noticias.

La Policía y la clínica están tratando de identificar al padre del bebé-la persona responsable de agresión sexual a un adulto vulnerable.

Hacienda "no aceptará nada menos que un informe completo de esta situación absolutamente horrible, un caso sin precedentes que ha devastado a todos los involucrados, desde la víctima y su familia hasta el equipo de Hacienda a cada nivel de nuestra organización", dijo en un comunicado Gary Orman, miembro de la junta directiva de Hacienda.

Ese "informe completo" está en curso. El presidente ejecutivo de Hacienda, Bill Timmons, renunció. La policía obtuvo órdenes judiciales para obligar a los miembros del personal masculino de Hacienda a proporcionar muestras de ADN.

La Policía no ha señalado a algún sospechoso o anunciado un arresto.

La noticia ha puesto a la clínica -que comenzó en los años 60 como Haciendo de los Ángeles o "morada de los ángeles- bajo un severo foco.

La oficina del gobernador de Arizona, Doug Ducey, emitió un comunicado diciendo que los reportes son "profundamente preocupantes". Además de trabajar con la Policía, los oficiales estatales están "reevaluando el contrato del estado y la autoridad reguladora en relación con esta clínica y han estado trabajando estrechamente con las agencias estatales para garantizar que se tomen las medidas de seguridad necesarias", dijo Patrick Patk, vocero de Ducey, en un comunicado.

El Departamento de Seguridad Económica del estado envió un equipo para realizar controles de salud y seguridad en las instalaciones y el Departamento de Servicios de Salud ha reforzado las medidas de seguridad: más personal, incremento del monitoreo y mayor seguridad.

Para algunas familias no es suficiente.

Karina Cesena, la madre de otra paciente de Hacienda, dijo a KTVK, una estación independiente de noticias en Phoenix, que está durmiendo en el cuarto de su hija de 22 años hasta que el agresor sea encontrado.

La hija de Cesena tiene una lesión cerebral que le ocasiona cientos de convulsiones al día.

"No sé (si mi hija fue victimizada), pero le pregunto y ella puede decir 'sí o no'. No es capaz de caminar o hablar aún, pero entiende".

Acerca de Hacienda HealthCare, Cesena dijo: "La confianza se ha roto. La confianza definitivamente se ha roto".

La mujer que dio a luz había venido a Hacienda cuando tenía 2 años, después de casi ahogarse. Las preguntas cruciales sobre su cuidado siguen sin respuesta.

Entre ellas, la principal es: ¿Cómo las enfermeras que brindan cuidado médico las 24 horas no se dieron cuenta de que una de sus pacientes estaba embarazada?

La sorpresa de las empleadas de la clínica era evidente en la llamada al 911.

Hacia el final, otra empleada se acercó a la enfermera que estaba al teléfono con los operadores del 911 y preguntó por la crisis.

"¿Quién tuvo un bebé?", la mujer preguntó a la enfermera al teléfono que ya estaba más tranquila.

"Mira", fue la respuesta. "¡Hay un bebé justo ahí!".
Seguí leyendo...