jueves 24, enero 2019 | Actualizado 01:53
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Quiénes son "Patova" y Martínez, los ex agentes que mataron a un policía a metros de la quinta de Olivos

09/01/2019 13:22 hs
En 2010 habían robado juntos una sucursal del Nación en Pompeya. Por ese caso, los condenaron.

Como muchos de sus colegas, el teniente primero de la Bonaerense Marcelo Pablo Acuña (52) era policía las 24 horas. Podría haberse quedado quieto, pero decidió reaccionar cuando este martes vio que estaban robando una financiera a cinco cuadras de la Quinta Presidencial de Olivos. Lo asesinaron a tiros.


Tres de los cuatro integrantes de la banda que cometió el golpe fueron detenidos. Cuando chequearon sus identidades, llegó la sorpresa: dos de ellos habían sido policías, como la víctima, aunque de la Federal y de esos que manchan el uniforme.


Adrián Federico Romero (35) tiene al menos dos antecedentes de robos a bancos: el primero a una sucursal del Nación, en Nueva Pompeya, el 9 de septiembre de 2010; y el restante a una sede del Galicia, en el Microcentro, el 18 de enero de 2011. Le dicen "Patova" porque es fanático del gimnasio.


A Ángel Fabián Martínez (42), en la comisaría 5° de la PFA, lo llamaban por su apellido y lo dieron de baja en 2012. Era el encargado de seguridad en el golpe al Nación y no sólo omitió accionar las alarmas correspondientes, sino que dio aviso recién cuatro minutos después de sucedido el hecho, el tiempo que les llevó a los encapuchados ingresar y retirarse del lugar con $ 2.618.620 y US$ 142.911.


A "Patova" Romero, exonerado de la Federal en 2009, lo había investigado el actual jefe de la Fuerza, comisario general Néstor Roncaglia, junto con el actual responsable de la Unidad Federal de Investigaciones Especiales, comisario inspector Mariano Giuffra, desde la División Investigación Federal de Organizaciones Criminales (DIFOC).


El asalto al Nación

 

Cuatro ladrones, entre ellos Romero y otro policía identificado como Javier Alejandro Chejolan, llegaron a bordo de una camioneta al Banco Nación ubicado en Abraham Luppi al 1000, esquina Tilcara, cuando la entidad ya estaba cerrada al público.


Poco antes del golpe, la Policía recibió un llamado al 911 sobre un robo a un comercio ubicado a varias cuadras de la sucursal y patrulleros fueron hasta ese lugar, pero fue una falsa alarma. Se cree que los delincuentes realizaron una maniobra para alejar a los agentes del banco.


Los ladrones, con una maza y un ariete, rompieron la puerta de blindex, accedieron a la planta principal del banco y, tras amenazar a los empleados, ingresaron al tesoro y a la bóveda que en ese momento se encontraba abierta por tareas de la sucursal. Con Martínez como cómplice pasivo de lo que sucedía, escaparon con el botín.


Por este hecho, el Tribunal Oral Federal N° 5 condenó a 4 años a Martínez y Chejolan. La pena para Romero fue de 3 años y lo excarcelaron el 22 de febrero de 2013, según indicaron las fuentes a Clarín.

El asalto al Galicia

 

El grupo comando demoró 10 minutos en armar un operativo de simulación y llevarse más de tres millones de pesos de la sucursal del Galicia en avenida Roque Sáenz Peña (conocida como Diagonal Norte) 865, en el Microcentro, a 150 metros del Obelisco.


Por este robo, Romero fue detenido en julio de 2011 tras 12 allanamientos realizados en las localidades de San Antonio de Padua, Merlo y San Martín, donde fueron secuestradas cinco armas de fuego, una cachiporra policial, chips, teléfonos celulares, una moto y una camioneta presuntamente utilizada en el hecho.


A las 17.09, el grupo violentó "la puerta que antecede al tesoro, y (los delincuentes) se apoderaron del dinero", para luego dirigirse "hacia una escalera tipo caracol que se encuentra en la parte trasera del primer piso y que se comunica con la planta baja del banco, logrando retirarse de la entidad con el botín".


Para concretar el asalto, la banda realizó una impresionante maniobra de distracción para evitar o demorar la llegada de la Policía. Por un lado, incendió un Volkswagen Gol sobre la avenida 9 de julio, a metros de la calle Tucumán, que motivó la presencia de la Policía y de los Bomberos.


Luego, denunció telefónicamente la supuesta colocación de una bomba en un McDonald's ubicado en la avenida Córdoba y Uruguay, y también plantó "un artefacto explosivo en el cajero automático ubicado en el Banco Supervielle de Montevideo 498, que minutos más adelante detonaría".


El botín exacto fue de $ 2.573.176 y US$ 90.000. También se llevaron US$ 68.150 en cheques de viajero American Express y otros por la suma de 35.000 euros.


El asalto a la financiera

 

Este martes al mediodía, la secuencia fue tan rápida como violenta en avenida Maipú y San Martín, en Florida (Vicente López), apenas a cinco cuadras de la Quinta Presidencial.


Tres ladrones armados entraron a una financiera ubicada sobre la mano derecha de la avenida en sentido a Capital Federal. "Eran muy violentos", dijo un investigador a Clarín. Golpearon en la cabeza con la culata de un arma a Norberto Héctor Barone (68), dueño del negocio, y le exigieron el dinero de la caja. La víctima les entregó una importante suma de pesos y dólares a los asaltantes, que se fueron del lugar.


Pero cuando atravesaron la puerta doble hoja del local, los ladrones se encontraron con el policía Marcelo Acuña, un agente del "Cuerpo de Seguridad Islas" de la Bonaerense, que había advertido la situación e intentó detenerlos.


Lo que se sabe es que uno de los asaltantes estaba vestido como enfermero y uno de sus cómplices intentaba hacerse pasar como un religioso ortodoxo. También se determinó que el policía -que estaba de franco y de civil- llegó a disparar, aunque investigan si su pistola 9 milímetros se trabó.

 

Acuña poco pudo hacer para defenderse de los tres delincuentes, que dispararon al menos 15 veces, según indicaron fuentes del caso. Dos tiros le dieron en la pierna, pero el mortal le atravesó el pecho desde el lado izquierdo y le afectó una de las arterias subclavias. El policía murió en el lugar.


"Patova" Romero y Martínez fueron arrestados junto a un cómplice, Francisco Ariel Mansilla Guerrero (35), también con antecedentes por robo a mano armada y supuesto integrante de "La banda del millón", que se hizo conocida por sus videos en los que sus integrantes hacían amenazas armados y enmascarados.

El único asaltante que logró escapar lo hizo a bordo de una camioneta Renault Duster.


Mansilla Guerrero fue condenado en 2011 a cuatro años de cárcel, pero salió seis meses antes de cumplir su condena con "libertad asistida".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...