domingo 16, diciembre 2018 | Actualizado 02:20
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El juez federal acusado de favorecer a narcos dijo que tiene "absoluta tranquilidad"

04/12/2018 15:50 hs
Carlos Soto Dávila fue imputado por su par Sergio Torres. Adelantó a una radio que se presentará el jueves a prestar declaración indagatoria porque es "inocente".

El juez federal de Corrientes Carlos Soto Dávila confirmó que el jueves se presentará ante su par de Buenos Aires, Sergio Torres, quien ordenó su detención y pidió su declaración indagatoria como acusado de ser el jefe de una asociación ilícita dedicada al cobro de coimas para garantizar impunidad a narcotraficantes de la ciudad correntina de Itatí.


"Debo hacer lo que corresponde: presentarme a la citación que tengo para el día jueves", dijo hoy Soto Dávila en declaraciones radiales al programa "Corrientes en el Aire" de la AM LT7.


"Por supuesto me voy a presentar, soy una persona íntegra y aparte de eso soy perfectamente consciente de mi absoluta inocencia en este sentido, así que no tengo ningún inconveniente en presentarme y lo voy a hacer", remarcó el magistrado, quien aún está a cargo del Juzgado Federal 1 de la capital correntina.


Soto Dávila insistió en que tiene "absoluta tranquilidad" sobre su inocencia y dijo que no puede opinar sobre las detenciones concretadas esta mañana de sus secretarios, Pablo Molina y Federico Grau. También fueron arrestados cinco abogados y el ex intendente de Empedrado Juan Manuel Faraone que, de hecho, ya está preso desde octubre.


A su vez, el magistrado subrayó que el pedido de detención y el llamado a indagatoria lo "tomó totalmente por sorpresa", aunque aclaró que tiene "la conciencia tranquila", según informó Télam.

Su arresto no se consumó porque tiene fueros debido a su cargo de juez federal. Para sacárselos se requeriría un juicio político. El juez Torres ya le pidió formalmente al Consejo de la Magistratura de la Nación el desafuero del magistrado para poder detenerlo.


El magistrado tiene 72 años y ejerce la magistratura hace 22 años en uno de los juzgados federales de primera instancia de la capital correntina y es juez con competencia electoral en lo federal.


Testimonios de arrepentidos, escuchas telefónicas y documentación patrimonial variada convencieron al juez federal de Capital Sergio Torres de ordenar su indagatoria en el marco de una megacausa sobre el tráfico de marihuana a traves de la ciudad de Itatí.


Todo empezó cinco años atrás. En 2013 una banda de traficantes que comercializaba marihuana en la Villa 21, del barrio de Barracas, comenzó a ser investigada en el juzgado federal de Sergio Torres. En ese expediente (N° 8.606/13), 14 personas terminaron elevadas a juicio y se decomisaron unos 700 kilos de marihuana.


Ese fue el comienzo de la investigación a cargo de Torres y de un grupo de fiscales: Carlos Stornelli, Diego Iglesias -de la Procunar- y los correntinos Flavio Ferrini y Carlos Schaefer.


Lo que ocurrió esta madrugada fue la culminación de la cuarta etapa del proceso, una etapa que que se centró en lo más alto de la pirámide de encubrimiento: el entramado judicial que habría amparado a los narcotraficantes.

Seguí leyendo...