martes 18, diciembre 2018 | Actualizado 11:01
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Ordenan investigar a la fiscal del caso Lucía Pérez: "Movió a un país" con "una mentira"

27/11/2018 11:42 hs
La chica tuvo "un final lamentable que no fue producto de un empalamiento ni de un abuso sexual", como ella sostuvo.

El episodio de violencia de género que conmocionó al país, la muerte de Lucía Pérez (16), tuvo una resolución judicial no menos conmocionante: como anticipó Clarín hace casi un mes, el caso se quedó sin culpables, ya que todos los imputados fueron absueltos del delito de abuso sexual seguido de muerte, porque no se pudo probar durante el debate oral. En cambio, la Justicia los encontró culpables por venta de drogas.

 

"Ellos no la violaron, no la mataron, no le dieron nada. Y la muerte de mi hija qué, ¿es de regalo?", protestó Marta Montero, la mamá de la adolescente, apenas concluyó la lectura del fallo del Tribunal Oral Criminal 1 de Mar del Plata. "Los condenan sólo por la droga y no por el asesinato de Lucía", le dijo a este diario. Se trata de un hecho que impulsó el primer paro nacional de mujeres.


Apretando en sus manos un rosario y una rosa blanca, la mujer permaneció en silencio en la sala junto a su esposo, Guillermo Pérez, que como lo hizo en todo el juicio llevó colgada al pecho una foto plastificada de su hija. "Es una vergüenza, una paparruchada", protestó el hombre.

 

Afuera, grupos feministas y organizaciones sociales se habían acercado con sus pancartas y banderas para apoyar a la familia Pérez. Desde el 7° piso de Tribunales se oían sus cánticos y el repiqueteo constante de los bombos. La resolución judicial generó bronca y desilusión.


La mamá de Lucía, antes de subir a la sala, les había pedido que nadie se fuera lastimado de allí. Un fuerte cordón policial había blindado el edificio, aunque no hubo incidentes.

 

Los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas condenaron a Matías Farías (25) y a Juan Pablo Offidani (43) por "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo".

Les dieron a cada uno la pena de 8 años de prisión, más una multa de 135 mil pesos. El tercer imputado, Alejandro Maciel (61), imputado por encubrimiento, fue absuelto.

 

Fue a partir de las drogas que la adolescente y Farías se conocieron. Un día antes de su muerte, el 7 de octubre de 2016, Lucía le había comprado -fiado- un cigarrillo de marihuana. A la mañana del otro día, junto a Offidani en su camioneta, la pasaron a buscar por su casa, encuentro que habían acordado por chat. Horas después, la chica estaba muerta.


En la misma camioneta, los dos hombres la llevaron desvanecida y se cree que, ya sin vida, a una salita del barrio Alfar. Offidani se fue. Farías se quedó, se ofreció a ir a buscar las pertenencias de Lucía que habían quedado en su casa y, según el fallo, mostró una actitud lejana a la de alquien que hubiera violado y asesinado.

 

Pronto, Offidani y Farías fueron detenidos por pedido de la fiscal María Isabel Sánchez, a cargo del expediente inicial. En ese operativo, hallaron drogas, cocaína y marihuana fraccionada para la venta. Horas después, la fiscal sorprendió al convocar a una conferencia de prensa y revelar detalles escabrosos. Dijo que Lucía había sido drogada y luego violada con tal violencia que le produjo la muerte. Contó que en su carrera no había visto nada semejante, y que la chica había sido empalada.


Nada de eso se pudo probar en el debate. Media docena de peritos defendió sus informes durante el juicio, y ninguno concluyó que haya ocurrido abuso sexual. Para los jueces, los dichos de Sánchez despertaron "una serie de reacciones de lo más dolorosas, fundamentalmente para los padres de la menor que hasta el día de hoy tienen que llevar a cuestas esta horripilante historia surgida de la propia imaginación" de la fiscal.

 

"Ha sido como una bola de nieve que ha ido arrastrando a su paso no solo a los directos involucrados (familiares y amigos de Lucía y hasta los propios imputados), sino a grupos de derechos humanos, instituciones públicas y privadas y hasta personas ajenas al proceso que, confiando en los dichos de la fiscal del caso, fue tomando partido sobre un tema cuya información era errónea", sostiene la resolución.


El Tribunal dispuso remitir copia del fallo a la Procuración General bonaerense a fin de evaluar el posible delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" por parte de Sánchez. "Movió a un país a partir del dolor y del horror derivados de una mentira", indicó el Tribunal.

 

"Que se dedique al quiosco de abajo (en la planta baja de Tribunales) la fiscal Sánchez", ironizó Pérez. "Una fiscal le arruina la vida a una persona, a toda una familia. Nos arruinó la vida. Y le arruinó la justicia a Lucía. Esa fiscal tiene que pagar con todo su patrimonio todo esto que hizo. Esto no puede quedar así. Es una burla".


La defensa de la familia Pérez anunció que apelará. "Cuando no gusta un fallo, queda recurrir", puntualizó el abogado Gustavo Marceillac, que había pedido perpetua para los imputados. "Vamos a seguir peleando", dijeron los papás de Lucía.

 

Al argumentar su resolución absolutoria para Pérez y Offidani, los jueces señalaron que "una sentencia clara debe informar también que ninguno de los seis peritos, ante el fundamento 'más probable' de muerte que postularon, es decir, la intoxicación por sobredosis de estupefacientes, presentó o formuló causas alternativas del fallecimiento".


"En otras palabras -afirmaron- la más probable causa de muerte no tuvo ninguna otra menos probable o medianamente probable, sólo esa. Se trata, de todos modos, de un final trágico, porque falleció una adolescente inteligente, generosa, solidaria y, según sus padres y su hermano, fuertemente vinculada a su entorno familiar. Un final lamentable que no fue producto de un empalamiento ni de un abuso sexual".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...