domingo 16, diciembre 2018 | Actualizado 04:01
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

#NIUNAMENOS: Absuelven a los acusados por el abuso sexual y femicidio de Lucía Pérez

26/11/2018 14:53 hs
La adolescente de 16 años fue asesinada en 2016. Los tres imputados quedaron absueltos del crimen.
A dos años del femicidio de Lucía Pérez, el tribunal de Mar del Plata dio a conocer el veredicto del juicio oral que se realizó a los tres imputados por el crimen de la joven de 16 años. Matías Farías (25), Pablo Offidani (43) fueron condenados a 8 años de prisión por venta de droga, mientras que el tercer acusado, Aejandro Maciel (61), fue absuelto de la acusación de encubrimiento.

Durante los alegatos, el fiscal Daniel Vicente solicitó prisión perpetua para Farías, al considerarlo autor de "abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con femicidio, con el agravante del suministro de estupefacientes a una menor".

Sin embargo, el tribunal resolvió este lunes condenar a Matías Farías (25) y Pablo Offidani (43) a 8 años de prisión y una multa de 135 mil pesos por el delito de tenencia y comercialización de estupefacientes, agravado por su venta a una menor de edad y en jurisdicción de una escuela.

Farías y Offidani fueron absueltos por la Justicia por el delito de abuso sexual "por no haberse probado en el debate". También por el crimen de Lucía Pérez.

En tanto, a Alejandro Maciel (61) lo absolvieron por el delito de encubrimiento por el que llegó al juicio.

Al conocer el fallo del tribunal, Guillermo, el papá de Lucía Pérez dijo: " Este tribunal no entiende nada de violencia de género".

Angustiado ante la decisión de la Justicia, Guillermo Pérez explicó: "No nos esperábamos esto, esperábamos una condena mayor. La fiscal Sánchez le arruinó la Justicia a Lucía".


EL CRIMEN: 

De acuerdo a la hipótesis de la fiscalía, la adolescente conoció a Farías y Offidani un día antes de su muerte, el 7 de octubre de 2016, cuando ellos se acercaron a través de una amiga de la Escuela Media 3 local para venderle un cigarrillo de marihuana.

En horas de la mañana siguiente, ambos pasaron a buscar a Lucía por su casa y se fueron a la casa de Farías en Racedo al 4500, del barrio Alfar, donde habría sido drogada y abusada sexualmente.

Luego, los imputados llevaron a Lucía en una camioneta a la Unidad Sanitaria de Playa Serena, adonde la menor de edad llegó sin signos vitales y los médicos trataron de reanimarla durante 40 minutos.

Para el fiscal, quedó demostrado que "Farías tenía un plan", dado que le dio la droga en el primer encuentro para tener un segundo y allí drogarla, violarla y asesinarla.

Según el fiscal, hizo esto "a sabiendas del rol esperable de este tipo de chicas, adolescentes, consumidoras de tóxicos de manera abusiva y a su vez sin ingresos propios" y destacó que "en una sociedad patriarcal, sirve para saciar la necesidad sexual suya como hombre". 

Acerca de la falta de pruebas sobre la violación, manifestó que "en casos como este, la perspectiva androcéntrica nos hace creer que si no hay huellas de defensa en la víctima o lesiones extremadamente crueles no hay abuso sexual y nos hace perder de vista que el problema está en la asimetría de poder, entre víctima y victimario".

"No quedan dudas de que Lucía Pérez fue abusada sexualmente en un contexto de violencia de género por cosificación a la mujer y que para su facilitación se usaron estupefacientes, que potenciaron la situación de vulnerabilidad en concreto", destacó el fiscal.

Por su parte, la defensora oficial de los tres imputados, Laura Solari, descartó el delito de "abuso sexual seguido de muerte" que pesa sobre Farías y Offidani, por considerar que las relaciones entre el primero de ellos y Lucía "fueron consensuadas". "Y sí no hay abuso sexual, lógicamente tampoco se puede imputar el resultado de muerte que prevé esa figura", sostuvo Solari. 

Luego, la defensora señaló que "en este caso, el concepto de violencia de género no es aplicable porque no hay un femicidio ni hubo una cosificación por parte de los imputados hacia Lucía". "La causa altamente probable de muerte fue la ingesta de estupefacientes pero no un abuso sexual como el Ministerio Público Fiscal y el particular damnificado intentan imponer", afirmó.

El caso Lucía Pérez tuvo una fuerte repercusión a nivel nacional e internacional hace dos años, luego de que la fiscal que originalmente estaba a cargo de la causa, María Isabel Sánchez, informara en los inicios de la investigación que la víctima había sido drogada, violada y "empalada", esto último finalmente descartado.

Incluso, este femicidio derivó en el primer paro internacional de mujeres que se realizó en la Argentina en 2016 con el impulso del movimiento feminista Ni Una Menos.
Seguí leyendo...