miércoles 12, diciembre 2018 | Actualizado 07:44
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Las claves del femicidio de Lucía Pérez: empalamiento, abuso sexual y pruebas borradas

12/11/2018 09:47 hs
Este viernes comenzaron los alegatos y se espera que la semana entrante se conozcan las penas para los acusados.
El asesinato de Lucía Pérez ocurrió el 8 de octubre de 2016, después de que Matías Farías pasara a buscar a la joven de 16 años por su casa y la llevara hasta la suya, donde se cree que mantuvieron relaciones sexuales. Allí mismo, él le dio cocaína en gran cantidad, lo que le provocó a la chica una asfixia tóxica que le quitó la vida.

Por su muerte, tres hombres fueron detenidos y hace dos semanas empezó el juicio que juzgará la culpabilidad de cada uno de ellos. Desde que se dio a conocer el terrible caso, muchas fueron las cosas que se dijeron, aunque todavía hay varias dudas que no fueron resueltas y que posiblemente sí podrán definirse la próxima semana, cuando el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 haga público el fallo y decida la suerte de los acusados.


El juicio oral ya entró en la etapa final, y después de casi 15 días de audiencias ininterrumpidas, este viernes el fiscal Daniel Vicente dio sus alegatos y solicitó a los jueces Pablo Viñas, Aldo Carnevale y Facundo Gómez que condenen a prisión perpetua a Matías Farías, ya que considera que fue quien abuso sexualmente a Pérez en un contexto de violencia de género, y quien también le vendió droga a la joven y le provocó la muerte por ese mismo motivo.


En cuanto a Juan Pablo Offidani, el representante del Ministerio Público solicitó una pena de 18 años de cárcel por ser "partícipe secundario" de los delitos que cometió Farías.

Finalmente, retiró la acusación contra Alejandro Maciel, a quien inicialmente se lo había detenido por haber cometido un "encubrimiento agravado" del crimen.


El fiscal quitó la acusación contra Alejandro Maciel.
En esta sintonía, el próximo lunes dará su versión de los hechos el abogado de la familia de Lucía Pérez, Gustavo Adolfo Marceillac, y ya adelantó a BigBang que pedirá perpetua para Farías y Offidani, y que continuará con la acusación contra Maciel, ya que para él hay muchas pruebas que demuestran que el sospechoso limpió la casa donde se produjo la muerte de la adolescente, para que cuando la policía fuera al lugar no encontrara la droga que Farías vendía y le había dado a la víctima.

Desde que el caso tomó repercusión pública, muchas cosas se dijeron en los medios, e incluso las propias autoridades a cargo de la investigación salieron a dar informaciones que aún no estaban confirmadas. Por eso mismo, el comienzo del juicio trajo muchas dudas respecto a lo que pasó esa mañana en que Lucía Pérez salió de su casa sin avisarle a nadie.

En octubre de 2016 se llevó a cabo un paro nacional de mujeres contra la violencia de género, el cual estuvo motivado por la supuesta crueldad que había tenido el crimen de Lucía Pérez, que se había cometido apenas 10 días antes en la ciudad de Mar del Plata.

En aquel entonces, la fiscal que estaba a cargo del caso, la doctora María Isabel Sánchez, reveló en una conferencia de prensa que el asesinato de Pérez había sido "inhumano". "Estaba todo preparado para que pareciera una sobredosis, pero los resultados de la autopsia fueron contundentes. Fue sometida a los más bajos instintos. La violación no sólo fue perpetrada por el miembro viril masculino", dijo y así dio a entender que la joven había sido empalada, y que además había muerto por el dolor que la agresión le había provocado.

Finalmente, durante el juicio declaró una juntada médica, y según explicaron los profesionales que hicieron la autopsia, la chica no murió por empalamiento, y ni siquiera se pudo determinar que Pérez haya sido violada, ya que no se encontraron en su cuerpo lesiones típicas de un abuso sexual

En relación a esto, el abogado de la familia de la fallecida explicó a este portal que los médicos que hicieron la autopsia  y los profesionales que también participaron de las pericias indicaron que se encontraron lesiones en el cuerpo de la adolescente, pero que no necesariamente las marcas tienen que ver con ataque sexual.

"Ellos quisieron transmitir que en una relación sexual puede haber lesiones, pero tampoco descartan el abuso. Sí explicaron que no murió de un reflejo vasovagal (una reducción cardíaca que puede llevar al paro cardiorrespiratorio), como en un principio había dicho la fiscal, quien mencionó que Lucía había muerto empalada", añadió el letrado.

Además, durante mucho tiempo se creyó que Lucía Pérez había muerto por un reflejo vasovagal  (una reducción cardíaca que puede llevar al paro cardiorrespiratorio) provocado por el dolor del empalamiento, aunque finalmente en el juicio la junta médica confirmó que la joven había fallecido tras sufrir una "asfixia tóxica" por el consumo de drogas.

Sobre esto, el abogado explicó a BigBang que la médica a cargo de la autopsia dijo frente a los jueces que no sabía de dónde había salido la idea de que la chica de 16 años había sido empalada, porque ella en su informe nunca lo había puesto y tampoco se lo había mencionado a la ex fiscal del caso.

El lavado del cuerpo

Desde el inicio del juicio oral, el abogado Gustavo Adolfo Marceillac sostuvo la acusación de "encubrimiento agravado" contra Alejandro Maciel, ya que para él el detenido ayudó a Farías y Offidani a ocultar la droga que ambos vendían, y que a la misma vez, se encargó de lavar el cuerpo de Pérez antes de que fuera llevado a la salita de emergencia donde ya llegó sin vida.

"Científicamente no se puede sostener que se haya lavado el cuerpo, pero yo no estoy sujeto a lo que dice un perito médico. La pericia médica dijo que no existe sustento científico para sostener que ese cuerpo haya sido lavado, eso no quiere decir que yo no lo pueda demostrar con otras cosas. Además, el encubrimiento no sólo tiene que ver con el lavado del cuerpo, sino con el hecho de que Maciel borró mensajes y la localización de su celular y de que se deshizo también de la droga en la casa de Farías", aseguró el letrado.

Durante algún tiempo estuvo la duda de sí realmente la adolescente había muerto mientras estaba en la casa del acusado, ya que los tres sospechosos aseguraron que mientras trasladaban a la víctima a la salita de emergencias, ella aún respiraba.

Sin embargo, en una de las primeras audiencias declaró el médico que atendió a la chica y dijo que cuando llegó al hospital, ella ya estaba muerta desde hacía un rato largo.

"Una de las cosas más importantes que dijo el médico, es que Lucía llegó al lugar ya muerta. Dijo que estaba muerta desde hacía un tiempo por lo que pudo advertir en el cuerpo de ella. Obviamente se intentaron hacer maniobras de reanimación, pero no había nada que hacer", dijo Marceillac, e indicó que esta información no coincide con lo que argumentan los acusados en su defensa, ya que Farías sostuvo siempre que él y la joven mantuvieron relaciones sexuales consentidas, y que mientras consumían droga, ella se descompuso.

TAGS
empalamiento,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...