miércoles 14, noviembre 2018 | Actualizado 21:31
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Malestar en la Corte Suprema por la resistencia de Rosenkrantz a tratar cuatro casos sensibles

10/11/2018 15:03 hs
Los ministros Lorenzetti, Maqueda y Rosatti pidieron hay temas que son relevantes para la vida social e institucional y, tienen que ser sentenciados antes de fin de año.

Frente a la dilación en el tratamiento de algunos casos, en la última reunión de acuerdo, los Ministros Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti le plantearon al Presidente del Tribunal, Carlos Rosenkrantz, que se establezca una agenda de temas que deberían resolverse antes de fin de año.


Además, se manifestaron a favor de que establecer un cronograma con las fechas en que van a salir los fallos de esos expedientes -cuya resolución es relevante para la vida social e institucional del país- y que sea pública. Según fuentes, Rosenkrantz no quiere saber nada con la idea de difundir esa agenda.


Los casos propuestos por Lorenzetti, Maqueda y Rosatti son cuatro: el reclamo de Lucio Orlando Blanco, quien se jubiló en 2003 con un haber inferior a la mitad del sueldo promedio. La Sala II de la Cámara de la Seguridad Social, con los votos de los jueces Nora Carmen Dorado y Luis Herrero, le dio la razón a Blanco quien debería cobrar una jubilación superior en un 31 % a la que le ofrece la ANSES con la Reparación Histórica. 


Este medio anticipó que el caso cuenta con los votos favorables de los ministros Lorenzetti, Maqueda y Rosatti. Este fallo, si bien es aplicable sólo a Blanco, tendría impacto en más de 150 mil juicios que aún no tienen sentencia firme por las apelaciones interpuestas por ANSES. Ese expediente está demorado en la vocalía de Rosenkrantz.


Otro de los casos a incluir en la agenda para resolver antes de fin de año es la aplicación del polémico 2×1 a quienes cometieron delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar. Cuando en la última reunión de acuerdo Lorenzetti, Maqueda y Rosatti plantearon incluir este tema, Rosenkrantz primero se opuso y luego propuso que se cambie la causa que ya se venía analizando y que el fallo se trate en la última reunión de 2018.


Frente a lo que se vislumbraba como una maniobra dilatoria, los tres ministros impusieron su postura de elegir a la brevedad la causa a resolver y que no se trate en la última reunión de acuerdo. Esto, para evitar que Rosenkrantz o Highton se ausenten y se frustre el tratamiento del tema. La causa que ya está circulando por las vocalías es la del represor José Tadeo Luis Bettoli, condenado por el delito de tormento agravado cometido durante la última dictadura militar. El Presidente del Máximo Tribunal fallaría a favor de beneficiar con el 2×1 a represores.


El tercer tema es la causa iniciada por la Asociación de Magistrados en la que la Justicia hizo lugar al pedido de una medida cautelar para que no estén alcanzados por el impuesto a las Ganancias quienes sean designados jueces a partir del 1ro. de enero de 2017, pero que se vengan desempeñando como funcionarios judiciales antes de esa fecha.


Por último, el cuarto punto de la agenda propuesta por Lorenzetti, Maqueda y Rosatti es la definición acerca de la validez o no de la ley de lemas en la provincia de Santa Cruz. Gracias a esta norma, en la última elección Alicia Kirchner fue elegida gobernadora pese a que el ahora senador de Cambiemos, Eduardo Costa fue el candidato más votado.


En la reunión de acuerdo del próximo martes, los ministros Lorenzetti, Maqueda y Rosatti insistirán para que el presidente de la Corte fije esta agenda de casos a resolver antes de que termine el año.


La demora por parte de Rosenkrantz ha generado malestar entre los jueces que quieren avanzar con el tratamiento de las causas. El nuevo presidente no pudo nombrar un administrador de los fondos millonarios que tiene la Corte y tampoco logró avanzar en su intención de ampliar el horario de atención de los juzgados.


Donde sí logró imprimir celeridad es en la designación en distintos cargos a varios allegadosRosenkrantz nombró al novio de su hija en la Dirección de Sistemas de la Corte y a un sobrino en la obra social del máximo tribunal, pero no serían los únicos. Tiene a la firma la designación, entre otros nombramientos, de la hija del titular de un importante estudio jurídico que está litigando en la Corte Suprema.

 

Seguí leyendo...