viernes 16, noviembre 2018 | Actualizado 06:49
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Una de las siete maravillas del mundo, bajo agua por lluvias torrenciales

10/11/2018 11:33 hs
Las inundaciones obligaron a evacuar a miles de turistas. En todo el país ya hubo 11 muertos.

Miles de turistas fueron evacuados de la ciudad monumental de Petra, en el sur de Jordania, al verse sorprendidos por inundaciones provocadas a raíz de una ola de lluvias torrenciales que afectan al país y que causaron 11 muertos.

 

"Las Fuerzas Armadas y la Defensa Civil evacuaron a 4.072 personas de la provincia de Maan", indicó el gobernador de la región, Ahmed al Omoush, a la agencia estatal Petra. En Maan se encuentra la ciudad monumental de Petra, una de las siete maravillas del mundo y donde los cuerpos de rescate y militares evacuaron a "miles de turistas", dijo el responsable político, sin ofrecer una cifra exacta.


      Embed

Asimismo, puntualizó que no se registraron daños materiales en los diversos monumentos que se encuentran en Petra, ubicada en el suroeste de Jordania.

 

El sábado amaneció con nuevas lluvias y el Gobierno ordenó el cierre de todas las zonas turísticas, incluido el yacimiento de Petra, el más visitada en el país.


      Embed

La ciudad de Petra es un yacimiento arqueológico excavado por completo en roca, que se remonta a la época de los nabateos, alrededor del Siglo V antes de Cristo, y está considerada como uno de los tesoros más importantes del mundo.


Numerosos videos difundidos a través de las redes sociales mostraban torrentes de agua que descendían a través de los caminos en el interior de la ciudad monumental, un suceso que ocurre en raras ocasiones en el complejo.

 

El Gobierno pidió ayer a los ciudadanos que viven en zonas bajas y en valles que "evacúen sus hogares por el bien de su seguridad" y añadió que "todos los viajes a zonas turísticas fueron cancelados el sábado" por las malas condiciones meteorológicas.


Estas inundaciones se producen dos semanas después de que otra serie de lluvias torrenciales acabara con la vida de 21 personas, la mayoría niños, que iban a bordo de un autobús que fue arrastrado por un torrente en la zona del mar Muerto, uno de los puntos más bajos de la tierra.


El Ejecutivo jordano admitió su responsabilidad en el suceso, ya que el vehículo no contaba con el permiso para trasladarse en esa zona. Por la tragedia renunciaron la ministra de Turismo, Lina Annab, y su par de Educación, Azmi Mahafzah.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...