viernes 16, noviembre 2018 | Actualizado 06:12
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La tormenta no para y se complica la Libertadores: Conmebol inspecciona la cancha

10/11/2018 10:48 hs
Desde las 7 de la mañana no paró de caer agua en La Boca. En una hora el organismo volverá a la cancha y confirmará si se juega.

En un sábado en el que todas las miradas estarán puestas en la Bombonera por el primer partido de la Superfinal de la Copa Libertadores, la Ciudad de Buenos Aires amaneció bajo un diluvio y una tormenta eléctrica, que ponen en jaque al gran evento deportivo. El mal clima puede ser determinante.

 

Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la abundante lluvia puede venir acompañada de caída de granizo y actividad eléctrica en algunas zonas.


Hace instantes, integrantes de la Conmebol ingresaron al campo de juego para revisar las condiciones en las que se encontraba el lugar. En una hora volverá a inspeccionar el cesped y determinará si se juega o no la primera final de la Libertadores.


Según informaron desde la Conmebol, los veedores estarán a cerca de las 12 en la cancha del Xeneize y, luego de recorrerla, definirán los pasos a seguir. La lluvia empezó a caer pasadas las 7 de la mañana y recién se interrumpió algunos minutos a las 11, lo que generó la inundación parcial de algunas calles linderas al estadio, como así también la generación de charcos en diferentes sectores del campo.


Estas condiciones afectan en forma directa al partido, que tiene programado su inicio para las 17. El barrio de La Boca no fue la excepción: empezó a llover apenas pasadas las 7 de manera intensa y hay inundaciones en las calles linderas al estadio del Xeneize.


Si la caída de agua no para, podría afectar al campo de juego de la Bombonera y los veedores de la Conmebol podrían optar por postergar el partido entre el local y River; en caso de que consideren que no están dadas las condiciones para el normal desarrollo del juego.


Fernando Jáuregui, intendente de la Bombonera, fue optimista de cara al horario en el que está estipulado que comience el partido, a las 17: "Despreocupense, el campo de juego está muy bien". "Tuvimos dos chaparrones muy importantes y drenó muy bien. Hay mínimos detalles que faltan, pero creo que va a andar perfecto, pesado pero bien", añadió en diálogo con .

 

Hasta el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Alejandro Domínguez, está en el país a la espera del enfrentamiento de ida. A diferencia de los partidos del torneo local, las mismas autoridades podrían tomar la decisión de que el partido no se juegue sin la necesidad de que llegue el árbitro Roberto Tobar hasta la cancha para inspeccionar el estado del césped.


Como si la lluvia no fuera suficiente, la actividad eléctrica también tomó protagonismo y en estas circunstancias podría ser otro factor de riesgo para los futbolistas y por ende un eje más ante una posible postergación.


Si se decidiera la suspensión del partido, por reglamento se debería reprogramar para el día siguiente. Así, la superfinal se podría jugar este domingo en el mismo horario. Según el SMN, también se prevén lluvias y tormentas fuertes para este día.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...