viernes 16, noviembre 2018 | Actualizado 23:31
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La actitud del presidente del Gremio ante el fallo de la Conmebol que oficializó a River como finalista de la Copa Libertadores

04/11/2018 13:05 hs
Tras conocer la respuesta del tribunal de disciplina que ratificó la clasificación de River, Romildo Bolzán cargó contra el ente máximo del fútbol sudamericano.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) rechazó el reclamo formal que realizó Gremio de Porto Alegre por el incumplimiento del castigo de Marcelo Gallardo y el club argentino ha quedado oficialmente clasificado a la final de la Copa Libertadores.


Esta decisión cayó muy mal en Brasil y sobre todo al presidente del "Tricolor", quien hizo un descargo a través de la emisora "Radio Gaúcha" expresando su disconformidad con el organismo presidido por Alejandro Domínguez.


"Es una enorme decepción, por no decir una sospecha. River armó todo y la Conmebol se achicó. Es una pena", consideró Bolzán después de conocer la sanción de cuatro partidos y 50 mil dólares que tendrá que cumplir Marcelo Gallardo.


"Voy a mandar un oficio pidiendo retirar el nombre del Gremio del documento de fair-play firmado por los cuatro semifinalistas", advirtió el mandatario del último campeón de la Copa Libertadores.


En dicho escrito, que se firmó en la sede principal de la Conmebol a mediados de octubre, los presidentes del Gremio, Palmeiras, River Plate y Boca Juniors se comprometieron a: "Competir en forma limpia; Cumplir con las Reglas de Juego; Respetar al contrario, compañeros de equipo, árbitros, jueces de líneas, oficiales y espectadores; Y a rechazar la corrupción, las drogas, el racismo, la violencia, el juego y otros peligros de este deporte".


La decisión que tomó el Tribunal de Discplina "desacredita por completo al fútbol sudamericano, acá hubo una ofensa descarada y nada fue un hecho", afirmó Romildo Bolzán y agregó: "El tribunal quedó de cuclillas (...) La Conmebol se achicó y está siendo absolutamente condescendiente con actos que se cometieron contra el honor, la dignidad y la autoridad de ella mismas. Queda claro que el tema de una nueva Conmebol es todo de la boca para afuera".


"¿Por qué tardó casi dos días? ¿Por qué esta dificultad de racionar para llegar a una decisión tan errónea? No tenemos noción de lo que ocurre en los subterráneos de la Conmebol", concluyó el directivo, dolorido por la decisión que reafirmó que River Plate jugará la final de la Copa Libertadores contra Boca Juniors el 10 y el 24 de noviembre.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...