jueves 15, noviembre 2018 | Actualizado 02:05
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El enojo de Marcelo Gallardo: le darían entre 5 y 7 meses de suspensión

02/11/2018 16:50 hs
Le prohibirían conducir el último entrenamiento previo a cada partido, no podría estar en el banco en las dos finales y sólo podría presencias los dos Superclásicos desde un palco.

En medio de su descargo ante la Conmebol, Marcelo Gallardo insiste en que no fue un acto de indisciplina sino qué, una circunstancia emocional que no pudo controlar en el entretiempo del partido que River le ganó a Gremio 2-1 para meterse en la final de la Copa Libertadores.

 

Mediante una  videoconferencia con los dirigentes del fútbol sudamericano que estaban en Asunción, Gallardo dio su testimonio, que será clave para determinar la sanción que se le aplicará y para que la Conmebol resuelva qué hará con la protesta presentada por Gremio, que reclama que se le dé ganado el partido de vuelta que lo convertiría en finalista.


La Conmebol, a su vez, no da garantías de prolijidades. Ayer al mediodía informó mediante su cuenta de Twitter que "la primera final de la Copa Libertadores 2018 será disputada el sábado 10 a las 16 horas local en el estadio del club Boca Juniors. La segunda final se jugará el sábado 24, también a las 16". No oficializó a River como finalista.

 

Sin embargo, a las 17.30, en su página web, la entidad anunciaba los días y horarios de disputa de "Boca-River". La Conmebol emitirá su fallo este viernes alrededor de las 19.


La sanción a Gallardo sería más grave de lo previsto: le darían entre cinco y siete meses de suspensión. Le prohibirían conducir el último entrenamiento previo a cada partido, no podría estar en el banco en las dos finales y sólo podría presencias los dos Superclásicos desde un palco o una platea sin tomar contacto con su plantel, como debió hacerlo en Porto Alegre.

 

En cambio, se cree que, si River fuera campeón, igualmente le permitirían dirigir en el Mundial de Clubes, y no aplicarían el artículo 80 del Reglamento de la Conmebol que habilita a a extender una sanción a los ámbitos de la FIFA. Además, Gallardo es pasible de una fuerte multa económica.


Gremio solicitó que se le dé por perdido el encuentro a River, apelando a una interpretación bastante laxa de distintos artículos del Reglamento General de la Copa Libertadores y del Reglamento Disciplinario. La aspiración de los brasileños suena a quimera, aunque no pierden las esperanzas. O al menos ese es el discurso. "Esperamos que nos garanticen el 3-0 para pasar a la final de la Copa Libertadores.


Tenemos pruebas de sobra con imágenes y audios de la entrevista del técnico de River. El propio presidente de Conmebol me contó que quiere mejorar la imagen", dijo Romildo Bolzan Jr, presidente del club de Porto Alegre. La Conmebol, sin embargo, desestimaría el pedido.

Seguí leyendo...