viernes 16, noviembre 2018 | Actualizado 23:51
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Murió Amal, la nena de siete años símbolo de la guerra y hambruna en Yemen

02/11/2018 15:08 hs
Los mayores proveedores de armas de Arabia Saudita , pidieron un alto el fuego en Yemen para que acabe esta situación.

La mirada de desesperanza y tristeza se puede ver en los ojos de la nena de siete años, una mirada que refleja la situación de los ciudadanos de  Yemen, el país con mayor crisis alimentaria en el mundo en la actualidad.


La imagen de la chica recorrió el mundo y captó la atención de miles de lectores que expresaron su preocupación y ofrecieron ayuda. Sin embargo, la familia de Amal informó que la niña había muerto en un campamento de refugiados. "Mi corazón está roto", dijo Mariam Ali, la madre de la chica que se encontraba en estado de desnutrición terminal.


"Amal siempre estaba sonriendo. Ahora estoy preocupada por mis otros chicos", agregó la mujer, entre lágrimas. En tanto, en declaraciones a un programa de radio esta semana, el fotógrafo Tyler Hicks, que capturó la imagen de la menor, relató lo difícil y "desgarrador" pero a la vez "importante" que fue fotografiar a Amal. "Ella realmente resume lo trágicas y graves que se han convertido en Yemen la malnutrición y la inanición", dijo el fotógrafo.


"Amal murió de hambre. Tenía 7 años. De ella nos queda solo una foto inmortalizada por el Premio Pulitzer Tyler Hicks. Una imagen que conmovió al mundo entero, pero que, como sucede con frecuencia, no produjo ningún cambio en su vida ni en la de los 11 millones de niños yemenitas que necesitan de asistencia humanitaria inmediata", señaló Andrea Iacomini, vocero de Unicef Italia.


Yemen, uno de los países árabes más pobres del mundo, se encuentra inmerso desde hace casi cuatro años en una violenta lucha de poder entre el gobierno de Abdo Rabu Mansur Hadi, apoyado por los sauditas y los rebeldes hutíes apoyados por Irán.


El grave costo humano de la guerra liderada por los sauditas en Yemen tomó relevancia en la agenda global por el revuelo del asesinato del disidente saudita Jamal Khashoggi, que llevó a los líderes occidentales a reexaminar su apoyo a la guerra. Recientemente, Estados Unidos y Gran Bretaña, los mayores proveedores de armas de Arabia Saudita , pidieron un alto el fuego en Yemen.


El secretario de Defensa norteamericano, Jim Mattis, dijo que debería entrar en vigencia dentro de 30 días. "Tenemos que avanzar hacia un esfuerzo de paz aquí, y no podemos decir que lo haremos en el futuro", dijo Mattis el martes pasado.

Seguí leyendo...