viernes 16, noviembre 2018 | Actualizado 23:53
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La dura sanción que la CONMEBOL evalúa para castigar a Marcelo Gallardo y que todavía pone en duda la final con Boca

01/11/2018 14:40 hs
La Unidad Disciplinaria del organismo sudamericano piensa en suspender al DT para las dos finales y que ni siquiera pueda estar en los estadios en ambos partidos.

Hay algo que Marcelo Gallardo ya asumió. Las finales de la Copa Libertadores ante Boca no las verá desde el banco de suplentes. Sabe que fue en contra de la suspensión que le había impuesto la Conmebol para el partido con Gremio y que se le vendrá encima una sanción aún mayor.


El DT burló la pena que el organismo del fútbol sudamericano le había impuesto. Aunque desde el principio se lo vio en un palco del estadio Arena do Gremio, Gallardo no se aguantó el momento por el que estaba pasando su equipo y bajó al vestuario en el entretiempo, con River perdiendo 1-0, para hablar cara a cara con sus dirigidos. Esa era una de las cosas que no debía hacer. Tampoco pisar el campo de juego ni comunicarse con sus ayudantes (esto último sí lo hizo).


Desafiante, al retirarse del vestuario, vio que le estaban sacando una foto y pidió que lo hicieran bien para constatar que estaba violando el reglamento. Antes ya se había comunicado durante el partido con Hernán Buján, uno de sus colaboradores, a través de un handy. Según Gallardo, esa última parte estaba permitida de acuerdo a un cambio que hizo la Confederación Sudamericana de Fútbol a su reglamento en el ultimo tiempo.


"Creo que es injusto que te quiten el derecho y la libertad de trabajo. Me tomé el atrevimiento de bajar y hablar con los jugadores porque creía que lo necesitaban y yo también lo necesitaba. Tal vez incumplí una regla de no tener que entrar al vestuario, pero la reconozco y la asumo. Era lo que yo sentía que tenía que hacer, no me arrepiento para nada", evaluó el Muñeco.


Pero desde la Conmebol no piensan lo mismo. Ya se filtró que al entrenador se le abrió un expediente y que la sanción sería mucho más grave de lo que esperan en River. ¿Qué implica una sanción mayor? En principio, más fechas que la única que sufrió en la primera medida. Pero habría más.


En la decisión de la Conmebol podría incluirse que ni siquiera esté en ninguno de los estadios donde se jueguen las dos finales de la actual edición de la Copa Libertadores. Algo muy difícil de poner en práctica y hasta se evalúa que no pueda dirigir el último entrenamiento antes de cada compromiso.


Además, por violar el artículo 76 del Reglamento Disciplinario, la sanción iría más allá de esta Copa Libertadores e incluso llegaría al ámbito mundial. "Cuando la infracción cometida se califique de grave, particular aunque no exclusivamente se trate de intentos de influir ilícitamente en los resultados de partidos, corrupción, conducta incorrecta frente a los oficiales de partido, la Conmebol solicitará a la FIFA la extensión al ámbito mundial de las sanciones que hayan impuesto", dice la reglamentación en su artículo 80.


Eso quiere decir que si River va al Mundial de Clubes, Gallardo no podría estar tampoco dirigiendo a River allí, si es que le dan dos fechas más que las dos que implicaría perderse las finales de la Libertadores.


Todo esto se sabría recién el próximo lunes, cuando la casa con sede en Asunción del Paraguay dé su veredicto. Gallardo ya está preparando el descargo que presentará en la Unidad Disciplinaria de la Conmebol, que será elaborado por los abogados de River.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...