miércoles 14, noviembre 2018 | Actualizado 12:02
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El trágico final de Liz, la viuda negra que volvió por su celular y cayó de un octavo piso

01/11/2018 07:43 hs
Tenía 30 años y 4 hijos. Le robó a un hombre tras mantener relaciones sexuales, pero se olvidó su celular.

Cuando entró la Policía al departamento, el dueño, de 34 años, estaba profundamente dormido. Se había peleado con su esposa y decidió consumar su "venganza" llamando a una mujer a la que conoció en la calle y con la que mantuvo relaciones sexuales. En el living habían quedado cuatro latas de cerveza vacías y dos blísteres de Clonazepam. Investigan si también hubo cocaína.

 

Minutos antes de la llegada de los agentes de la comisaría vecinal 2A de la Ciudad, el cuerpo de Micaela Lizeth Vitale (30) se desplomó desde el noveno piso, uno más arriba del que había estado momentos antes. Había metido varias pertenencias del hombre en un bolso: ropa, perfumes, celulares, todo lo que encontró de valor.


Los investigadores creen que la "viuda negra" salió del departamento con lo robado, en estado de somnolencia. Cometió un error que le iba a costar la vida: se olvidó su celular. Entonces le tocó timbre al hombre, que seguía completamente dormido y no se enteró de nada.

 

Después de esto, la mujer se dirigió al 9° piso e intentó descolgarse por una ventana en un lavadero para volver a entrar a la misma casa de la avenida Pueyrredón al 1700, a través de un ventiluz. Incluso, un vecino declaró que la vio deambular por los pisos antes de su caída.

 

Vitale tenía al menos ocho perfiles en Facebook. En uno de ellos se había llamar "Gitana Liz". Según pudo reconstruir Clarín, le habían quitado la tenencia de una de sus hijas, lo que la tenía mal.

 

"Hija mía, el dolor que tengo dentro mío es muy fuerte. Solamente se irá cuando estés con mamá. Te amo, hija", le escribió. Era madre de cuatro (tres nenas -entre ellas gemelas- y un varón).

En otros perfiles se muestra viviendo en Río de Janeiro. En Buenos Aires, tenía domicilio en el barrio de Villa Crespo. No tenía antecedentes delictivos, según las fuentes.


El caso es investigado por la titular de la Fiscalía Correccional y Criminal N° 51, Nancy Olivieri. Se esperaba por el testimonio del dueño del departamento, de nacionalidad chilena, para saber lo que ocurrió.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...