miércoles 14, noviembre 2018 | Actualizado 12:23
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Fariña y Jelinek: el casamiento y el lujoso auto, en medio del juicio de la ruta del dinero K

30/10/2018 13:41 hs
El arrepentido y el empresario Carlos Molinari están acusados de usar fondos de origen ilícito para pagar la mega fiesta.

Aunque el propio Leonardo Fariña renegó de que "se subió a una Ferrari y se creyó Dios" y aseguró que "encontró la libertad" recién cuando estuvo preso, todavía no puede desprenderse de su pasado de lujos. Durante la acusación en el juicio por la ruta del dinero K se leyeron los cargos que se le imputan junto al empresario Carlos Molinari por pagar con fondos ilícitos su mega fiesta de casamiento y el auto que le regaló a su exmujer, la modelo Karina Jelinek.

 

Molinari es el hombre que "los presentó" y es uno de los 25 acusados en la causa por lavado de dinero proveniente de fondos de la obra pública que Lázaro Báez recibió de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.


Tanto Fariña como Molinari están imputados por lavar dinero a través de la compra de bienes como el auto Audi que el valijero adquirió en 2001 por alrededor de $261.226. El empresario habría emitido las "cédulas azules" para que lo pudieran manejar. Según la acusación, ese vehículo luego habría sido vendido en 2012 por $180.000.


Otra maniobra para blanquear el dinero de la obra pública habría sido la fiesta de casamiento en el Tatterrsall de Palermo, que costó casi dos millones de pesos y pagó Molinari.


Este martes comenzó el juicio contra el empresario detenido Lázaro Báez, sus cuatro hijos, el valijero Leonardo Fariña y otra veintena de personas por presunto lavado de dinero en la causa que se conoce como "la ruta del dinero k".

 

En el expediente Fariña declaró como arrepentido y está bajo el programa de protección de testigos e imputados del Ministerio de Justicia de la Nación. El tribunal tendrá que resolver si el aporte que hizo fue importante para el programa, lo que le puede significar una reducción de la condena.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...