jueves 15, noviembre 2018 | Actualizado 01:30
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Confesó uno de los detenidos por el crimen en Tandil: "El plan era robarle, pero lo mataron"

30/10/2018 12:11 hs
El fiscal confirmó que el primer detenido dio detalles claves. Le pegaron con una rueda de auxilio y lo estrangularon.

Dos nuevos sospechosos fueron detenidos este martes por el crimen de Jorge Bustamante (24), el joven asesinado en Tandil, a partir de la confesión que dio el primer apresado en la causa, quien reveló que el plan original era un robo y delató a sus presuntos cómplices.


Las detenciones fueron concretadas entre la 1 y las 2 de la madrugada por personal de la Subdelegación Departamental de Investigaciones de Tandil (SubDDI) Tandil, dependiente de la DDI Azul.

El primero de los nuevos detenidos fue identificado como Angel Tami (20), quien fue apresado en un domicilio de la calle Piccirilli 749, mientras que el segundo sospechoso, Emanuel Ramírez (19), fue localizado en otra casa situada en Chacabuco 1042.

 

Con Tami y Ramírez, suman tres los detenidos en la causa, ya que este lunes mientras declaraba quedó apresado Nahuel Morales (19), la última persona que se comunicó telefónicamente y se encontró con Bustamante (24) antes de su desaparición.


El fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino, informó hoy a Télam que "por sus contradicciones, la declaración de Morales ayer pasó de ser una testimonial a una indagatoria y allí confesó".

 

Sobrino explicó que "Morales contó que el plan original era un robo contra Bustamante, se despegó del homicidio e identificó a los nuevos detenidos como los autores materiales del crimen".

 

"El imputado contó que al margen del estrangulamiento con el cinturón, sus cómplices le arrojaron en la cabeza una rueda de auxilio, por ello el traumatismo de cráneo que presentaba la víctima", reveló.


El fiscal general, que viajó especialmente a Tandil para brindarle colaboración y recursos al fiscal de la causa, Gustavo Andrés Morey, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 local, aclaró que el primer detenido, Morales, quedó imputado del delito de "homicidio en ocasión de robo", que tiene una pena de 10 a 25 años, mientras que los nuevos apresados están acusados de "homicidio criminis causa" (la víctima los habría reconocido), con pena de prisión perpetua.


La autopsia de Bustamante, realizada en la morgue policial de La Plata, confirmó que la víctima murió a causa de un "estrangulamiento a lazo" con un cinturón de cuero con hebilla metálica que fue encontrado alrededor de su cuello y por "un grave traumatismo de cráneo", compatible la rueda de auxilio que le arrojaron, según la confesión de uno de los imputados.


Los vecinos de Tandil realizaron una marcha de silencio por el centro de la ciudad junto a los familiares y amigos de Bustamante, quienes al enterarse de que la causa tenía su primer sospechoso detenido -ya investigado desde que la víctima estaba desaparecida- estallaron en un fuerte aplauso.

 

El cadáver de Bustamante fue hallado el domingo en el arroyo Langueyú, a unos 25 kilómetros de Tandil por un pescador que contó que primero pensó que se trataba "de un muñeco".

El cuerpo estaba en avanzado estado de putrefacción, con el torso desnudo y un pantalón oscuro.

 

Según los pesquisas, el día de la desaparición, el martes pasado, Morales mantuvo una charla de seis minutos desde su celular con Bustamante y se citaron para tener un encuentro sexual.

 

Los investigadores allanaron el domicilio del sospechoso y secuestraron un teléfono celular, una moto sin chapa patente y una campera roja.

Bustamante fue visto por última vez la noche del martes pasado luego de asistir a una cena familiar, tras lo cual su auto fue encontrado parcialmente incendiado y con manchas de sangre humana.

 

Si bien aún no se encontró el celular de la víctima se establecido que le envió a su familia un mensaje de Whatsapp a la 1.05 del miércoles pasado.


A través de las cámaras de seguridad se determinó que a las 3.42 el auto de Bustamante, un Fiat Palio, ingresó por la ruta 30, siguió por Suárez García y dobló luego por Azucena hasta Galicia, donde fue abandonado, aunque no se pudo identificar en esas imágenes la identidad del conductor del auto en esas maniobras.

 

El auto parecía seguir a una moto con un solo ocupante y cinco minutos después, la misma moto vuelve por Azucena, en sentido a Lunghi, pero esta vez con dos personas a bordo.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...