miércoles 14, noviembre 2018 | Actualizado 13:19
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

"Pasaba de cama en cama", el crudo relato de un nene abusado en un hogar de menores

30/10/2018 08:50 hs
Por el crimen quedó detenido el celador de un hogar de niños. Los abusos ocurrieron hace dos años y fueron denunciados por sus padres adoptivos.
Gonzalo Acosta tenía a su cargo el cuidado de varios chicos de un hogar de niños que habían sido abandonados por sus padres biológicos. Sin embargo, los menores nunca encontraron en esa persona la contención que esperaban y, lejos de cesar sus penas, agravaron sus padecimientos: abusos y relaciones carnales con al menos tres de ellos.

 

El lugar en cuestión es el Instituto “María Luisa Servente“, de Villa Elisa, donde el hombre de 30 años se desempeñaba como celador y podría recibir una cadena perpetua por haber aprovechado que era el encargado de su custodia y por resultar “gravemente ultrajante”.

 

Acosta vigilaba el lugar durante la noche y la madrugada en el instituto que pertenece al ministerio de Desarrollo Social de la provincia. En ese lugar, un joven que fue adoptado en mediados de 2016, se quebró recientemente ante sus padres adoptivos y les confesó el calvario que vivió mientras estuvo alojado en el “Servente“.

 

“L“, como lo identificaron para preservar su identidad no podía parar de llorar cuando en Youtube vio a una persona que físicamente se asemejaba muchísimo al celador Acosta. A partir de seta alarma, el menor tuvo que ser tratado psicológicamente y tras varias sesiones se pudo reconstruir el horror que vivió. “Esto también pasó en el Servente“, dijo el niño al relacionar su caso con los abusos que se descubrieron en el club Independiente.

 

El chico vivió casi tres años en el Hogar Servente. Ingresó en noviembre del 2013 y fue adoptado recién el 5 de septiembre del 2016. Durante ese tiempo se dieron los abusos de Acosta, que trabajaba desde las 22 y que tenía como misión revisar el pabellón de los niños de entre 6 y 10 años.

 

“Pasaba de una cama a otra. Se metía adentro con mis compañeros y después llegaba a la mía“, reveló “L” en Cámara Gesell. Por esto, la fiscal María Eugenia Di Lorenzo informó a la institución sobre lo ocurrido y Acosta fue suspendido.

 

Entre las víctimas, la Justicia cree que al menos habría otros cuatro menores de edad que fueron abusados, pero incluso podrían ser más. Actualmente hay 16 niños, de entre 1 y 14 años alojados en el Servente.

 

Por su parte, la versión del abusador se desconoce ya que Acosta se negó a declarar ante Di Lorenzo. El hombre está alojado en una alcaldía y actualmente está en pareja con una mujer que tiene un hijo de un matrimonio anterior. Ambos tienen otra hija y además están esperando un bebé.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...