jueves 15, noviembre 2018 | Actualizado 01:21
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Los provocadores argumentos machistas de Rolando Hanglin en defensa del club CUBA

28/10/2018 20:04 hs
El periodista es socio vitalicio de la institución y está en contra de que las mujeres puedan practicar deportes allí. El lunes 5 de noviembre se vota por la reformulación del estatuto.

El 5 de noviembre se hará una votación en el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) para ver si se reforma el estatuto con la idea de que las mujeres puedan convertirse en "socias plenas" y, además, puedan practicar deportes en la "sede Viamonte". Uno de los que se oponen firmemente es el periodista Rolando Hanglin, vitalicio de la institución, que dio una serie de insólitos argumentos.


"Nosotros nos criamos en CUBA. Somos los de Viamonte", se plantó Hanglin -en una entrevista an- en referencia a la sede central del club, ubicada en Viamonte 1560, el único ámbito de la institución donde las mujeres no pueden practicar deportes (y donde hay que entrar con corbata al comedor).


Y siguió: "Hay una institución muy importante que se llama UMA, Unión de Mujeres Argentinas. Yo no pedí entrar ahí. Hay docenas de círculos de mujeres y son todos discriminatorios, pero está bien, son asociaciones privadas, me parece perfecto. Yo voy a peluquerías de hombres generalmente. ¿Cuál es el problema?".


Todos varones, CUBA tiene 22.000 socios. Hay 2.000 vitalicios, como Hanglin, que tiene 70 años y va al club desde los 13. Y también hay 6.000 mujeres que forman parte del club como "adherentes", "a través del parentesco de un socio varón".


"Si somos retrógrados, ¿cuál es el problema? El problema es nuestro", agregó Hanglin, en diálogo con La Nación.


Y profundizó: "Esto es CUBA, Club Universitario de Buenos Aires. Y estamos muy orgullosos de que sea así. Tiene un sello. Tiene una forma de vida. Nosotros defendemos esa tradición".

La explicación de CUBA para que las mujeres no puedan practicar deportes en la sede de Viamonte se basa en cuatro puntos:


1) "Es una limitación que existe desde 1928, cuando se inauguró la sede".


2) "Es previa y anterior a la admisión de mujeres en las sedes de campo".


3) "Es razonable, ya que todos los deportes que allí se practican pueden desarrollarse en otras sedes del club".


4) "Existen cuestiones edilicias, funcionales y presupuestarias que justifican sobradamente mantener el estado actual de uso y destino de Viamonte".


Hanglin coincide con esos argumentos. "Amamos a CUBA como es y no lo van a cambiar, no lo vamos a permitir. Y el daño que hicieron lo van a pagar", concluyó.


Enviá tu comentario
Seguí leyendo...