miércoles 19, diciembre 2018 | Actualizado 13:03
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Guillermo Barros Schelotto liquidó al DT de Cruzeiro, Mano Menezes

05/10/2018 12:50 hs
El entrenador de Boca salió al cruce de su colega brasileño, quien había considerado vergonzosa la clasificación del equipo argentino.

El cruce había comenzado en el campo de juego del Mineirao tras el empate que le había dado a Boca la clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores, aunque el protagonista había sido su hermano Gustavo. En la conferencia de prensa posterior al partido, Guillermo Barros Schelotto arremetió fuerte contra el entrenador de Cruzeiro, Mano Menezes, quien había criticado el juego del equipo argentino.


      Embed

Después del pitazo final del uruguayo Andrés Cunha, que selló el 1 a 1 que le otorgó el pase a Boca, Menezes cruzó a Gustavo Barros Schelotto mientras celebraba. "¿Vos vas a festejar la victoria? ¿No tenés vergüenza?", le preguntó el DT brasileño. El ayudante de campo de Guillermo le respondió, aunque solo llegó a escucharse que le decía "maleducado".

 

Consultado por un periodista brasileño durante la conferencia de prensa acerca de las palabras de su colega, Guillermo se tomó unos segundos antes de responder. Como si preparara el golpe verbal. "Me imagino que estaría enojado. Es verdad que nos defendimos, no tanto como Cruzeiro en Buenos Aires", afirmó.


"Cuando en Buenos Aires Cruzeiro se metió más atrás que nosotros, supimos definirlo, le hicimos dos goles y lo ganamos bien. En ningún momento en los 90 minutos Cruzeiro nos pudo ganar en dos partidos. Es un problema de Cruzeiro, no de Boca, si se defiende o no se defiende", añadió el DT de Boca.


No conforme con ello, Guillermo remató: "El técnico de Boca supo ganar el partido, el técnico de Cruzeiro no supo ganar su partido".

 

Menezes no solo había expresado su molestia por el modo en que su adversario había encarado el duelo, sino que también expresó su indignación con el arbitraje de Cunha, a quien acusó de desnaturalizar el encuentro.

 

"No tengo nada que reclamar al equipo, que se entregó, aun con sus limitaciones. Podríamos haber pasado si las cosas hubieran transcurrido dentro de la normalidad. Pero las cosas no fueron normales. Ustedes saben que no fueron normal", disparó el DT del conjunto de Belo Horizonte.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...