viernes 19, octubre 2018 | Actualizado 09:09
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Tiraron botas de esquí a la basura y las perforaron con una amoladora para que no sean usadas

30/09/2018 21:31 hs
Aparecieron frente a un local alquiler en Villa Catedral. Hubo críticas en las redes. Las hipótesis de por qué lo habrían hecho.

Un comercio de Villa Catedral, en Bariloche, decidió cortar con una amoladora más de 100 pares de botas para esquiar que tenía en desuso en su local de alquiler de equipos. Se trata de botas que en general tienen valores que oscilan entre los 10 mil y 20 mil pesos el par. La actitud encendió la polémica en las redes sociales.


Una vecina de la localidad tomó una fotografía y la publicó en su cuenta de Facebook. En la imagen alcanzan a observarse unos 50 pares en el suelo y un número aún mayor en un contenedor de basura. Se encuentran afuera del local New Rental Sky & Snow que tiene una extensa trayectoria en la zona. Serían los autores del descarte y la destrucción, según indican voces de la ciudad. El comercio es propiedad de dos figuras muy conocidas de Bariloche el "Tano" Baruzzi y Alberto "Beto" Del Giudice. Lo inauguraron hace 30 años.


La aparición de las botas, agujereadas en las puntas mediante el uso de una herramienta con solo el propósito de que no vuelvan a ser utilizadas, impactó fuertemente en la sociedad barilochense. La fotografía de Lola López lleva más de 4.000 mil reacciones incluidos decenas de comentarios. "Contenedor de botas de nieve cortadas con moladora para no ser reutilizadas en el Cerro Catedral, ¿no se las podían donar a las y los chicos/as que tanto les cuesta llegar a conocer el cerro? ¿Por qué no las donan al programa de sky social?", escribió López.


Un medio de Bariloche, la agencia ANB, incluso llegó a hacer una encuesta para que la gente opine sobre la conducta de los responsables. Los vecinos se preguntaron porqué los propietarios no donaron los equipos al Programa Esquí Escolar de Río Negro gracias al cual miles de estudiantes de toda la provincia aprenden a esquiar en Catedral. Otros opinaban que las botas podrían haber terminado en las manos de chicos y jóvenes de escasos recursos.


Sin embargo, fuentes que conocen el negocio ofrecieron a este diario una explicación posible frente al hecho. "Las casas de alquiler hacen convenios con las marcas de ropa de esquí. Estas les dan un lote en concesión, pero cuando los equipos se vencen ya no pueden tener otra utilidad porque por contrato no les pertenecen", explica una voz conocedora en profundidad del tema.


"Los equipos pueden estar atados a responsabilidades civiles, no es que se pueden regalar a cualquier persona porque integran un lote que fue pensando para algo específico. Si a esa persona le ocurre algo por un equipo en mal estado, el concesionario es el que termina pagando", agrega.


Otra fuente apuntó que las botas tiradas muy probablemente tenían vencidos los seguros plásticos exteriores. No podían continuar en uso sin riesgo de provocar lesiones, indicaron.


En Bariloche el debate también invitó a la reflexión. "Esto podría servir para pensar en implementar un guardaequipos conformado por equipos que todavía estén en uso: botas, cascos, bastones. Se puede conversar entre el municipio y los locales de alquiler", indicó el concejal del PRO, Daniel González.

Del Giudice es un reconocido empresario y comerciante de Bariloche. Antes de la temporada se quejó fuertemente por la presencia de los promotores que "tironean" a los turistas en la base del cerro. En tanto de Baruzzi es uno de los mayores referentes de pesca con mosca en la cordillera.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...