domingo 18, noviembre 2018 | Actualizado 17:28
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Detalles de la tragedia en Ramos Mejía: el joven involucrado manejaba a 200 kilómetros por hora y los amigos le gritaron que parara

10/09/2018 08:33 hs
Fuentes de la causa dijeron que Gianfranco Meloni también estaba alcoholizado. Está acusado de haber matado con su auto a dos personas, padre e hijo.

El domingo trágico por el choque que dejó dos muertos, padre e hijo, en Ramos Mejía, comienza a aclararse: fuentes del caso le confirmaron que el chofer del Chevrolet Cruze negro que causó el accidente, Gianfranco Meloni, conducía alcoholizado. Además, un testigo declaró que circulaba a casi 200 km/hora por la Avenida Rivadavia, cuya velocidad máxima es de 60 km/hora.


La Justicia acusa a Meloni de homicidio simple con dolo eventual. Es decir, para las autoridades el conductor no sólo sabía lo que hacía sino también tenía claro que podía matar a alguien por circular tan rápido con su coche. También había tomado alcohol: le detectaron 0,6 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir un poco más de lo permitido (0,5).


Era tal la velocidad del auto que dos de los cuatro acompañantes del conductor admitieron ante la Justicia que en varias oportunidades le gritaron a Meloni que bajara la velocidad y detuviera el coche.


Fuentes de la investigación indicaron que un policía que participó de las pericias constató que el velocímetro "quedó arriba de los 190 km/h".


El desenlace fue el peor: en la esquina de Rivadavia y Maipú embistió violentamente a un Chevrolet Corsa gris y mató a sus dos ocupantes: Eduardo Federico Copa (48), quien era chofer de la línea A del subte y conducía el Corsa al momento del siniestro y murió en el acto; y su papá, Osvaldo Demetrio Copa (72), de origen boliviano, quien fue trasladado al hospital de Haedo debido a las lesiones sufridas y falleció horas después.


Gianfranco Meloni, argentino de 21 años, quedó aprehendido, en primera instancia por el delito de homicidio culposo. Sin embargo, tras la muerte de Demetrio, el fiscal Gastón Duplaá recaratuló la causa a homicidio simple con dolo eventual, una figura legal mucho más grave.


Además, según el resultado del test de alcoholemia que le realizaron para confirmar o descartar si al momento del choque el conductor estaba borracho (dio 0,6), superaba el límite permitido para poder manejar.


Por su parte, los cuatro jóvenes que viajaban con Meloni resultaron ilesos y fueron liberados luego de prestar declaración testimonial.


El hecho ocurrió cerca de las 6.30 en el cruce de la avenida Rivadavia y Maipú. Mientras sigue la investigación del siniestro, los primeros reportes indican que el Chevrolet Cruze que se dirigía sentido a Provincia esquivó un montículo de tierra sobre Rivadavia e impactó de frente y a alta velocidad contra el Corsa que se disponía a doblar.


Ambos vehículos quedaron destruidos. De hecho, el personal que realizó tareas de asistencia y rescate en el lugar tuvo que cortar el techo del Corsa gris para sacar a la víctima de adentro.


"El auto negro venía haciendo zigzag como a 200 kilómetros por hora y venían borrachos. El otro iba despacito", declaró Juliana, una vecina de la zona, en diálogo con TN.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...