domingo 23, septiembre 2018 | Actualizado 02:18
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Los secretos de las charlas de quincho

27/08/2018 14:38 hs
El sol mendocino animó definiciones clave sobre la política local poco antes de que se iniciara el partido de Los Pumas con los Springbocks. Duro debate en el CARI. Pelea: retenciones contra nuevo dólar.
Extraído del diario Ámbito


  • Mediodía del sábado en Mendoza. Sol, temperatura impecable, Los Pumas preparándose para enfrentar a Sudáfrica (gran partido con final de festejo para Argentina) y asado acompañado con lo mejor que puede brindar la enología local. Alfredo Cornejo estaba feliz por seguir reteniendo el Rugby Championship en su provincia. En el jardín de esa casa que fue de Luis Pescarmona y que su hijo donó para residencia del gobernador, Cornejo reportaba como un triunfo que Córdoba no se hubiera quedado con el partido a pesar de la negociación en la que Juan Schiaretti ofreció estadio con mas ubicaciones que el mendocino, pero sin la infraestructura de accesos terminada. Como fuere, Mendoza se instaló como sede de buena suerte para Los Pumas y va a ser difícil que vaya a haber mudanzas en el futuro. El sol, los quesos ahumados, mollejas crocantes y al menos tres etiquetas que no bajaban de haber sido cosechadas en 2010 y descansado lo que corresponde en roble francés, apuraron conversaciones en la previa al cruce con los Springboks, que terminó 32-19 a los Springboks, a los que colaboró Bautista Delguy con dos tries. En la ronda de conversaciones no faltó la preocupación por la marcha de la economía y también de la política. Creen en algunos rincones de Cambiemos que la presidencial de 2019 debe ser con una PASO previa, sumando competidores de todos los rincones ideológicos que componen hoy el oficialismo. ¿Piensa alguien competirle a Mauricio Macri la presidencial? No, hoy esa opción no existe y el candidato sigue siendo él, pero algunos razonamientos indican que si no es por esa vía el Presidente puede perder votos de algunos sectores de Cambiemos, hoy disconformes. Una PASO no asegura que los votos a todos los candidatos terminen alineándose irremediablemente con el ganador, pero es cierto que genera arrastre y suma. Está claro que el PRO no piensa lo mismo, pero las disidencias, venenosas o no, están hoy a la orden del día en Cambiemos. Y en ese juego los radicales están en plena ebullición. Hay muchas diferencias entre el Comité Nacional que presidió Ernesto Sanz con el que maneja ahora Cornejo, que sería imposible reportarlas en un solo comentario. Los mendocinos, en esto, no actúan coordinados. Cornejo y Sanz representan ante el gobierno de Macri dos polos. El primero es socio al que llaman para la foto cuando las papas queman, como sucedió en el inicio de la crisis devaluatoria (aunque no puede comprobarse que esa colaboración con el Gobierno haya tenido muchos más episodios concretros) El gobernador está terminando su mandato el año próximo y, como se sabe, no puede reelegir. Su horizonte más probable es ser candidato a diputado nacional, destino que suele darle el sistema de esa provincia a los gobernadores salientes. Para Macri es un gobernador prolijo y eficiente, pero incómodo a la hora de plantarle verdades. Como Carrió, fue el primero que alertó sobre los problemas que presentaba la acelerada curva de actualización de tarifas que organizó Juan José Aranguren. Tan fuerte fue la advertencia de Cornejo que muchos lo culpan de haber acelerado la crisis. Después vino la aceleración de la inflación y el dólar incontrolable. Hoy Javier Iguacel le da en parte la razón al gobernador al modificar el derrotero de tarifas de Aranguren. Y los mendocinos se preguntan: "Si ya comienza la exportación de Vaca Muerta y los pronósticos hablan de ingresos por u$s30.000 millones, ¿no se podrían haber matcheado las dos curvas sin provocar tanto impacto en la inflación y los bolsillos?". En esto los radicales también están divididos, pero el mendocino mantiene fuerte su posición. El resto de los caciques de la UCR también están en debate. En Córdoba se prepara la pelea. Mario Negri tiene una imagen alta, sobre todo como legislador, y Ramón Mestre mantiene cómodo el control del partido. Otros jugadores ya desaparecieron de escena, como Oscar Aguad, al que los radicales ya casi no cuentan como propio. En Jujuy, Gerardo Morales está fuerte, pero la deuda con la Nación ($19.000 millones, menos una compensación de $3.500 millones que hizo este mes) que heredó de la anterior gestión peronista, no le deja demasiado margen de maniobra para rebeldías con Macri. ¿Y Carrió? Bien, pero ya debería moderarse.

 

  • Mauricio Macri tiene a la cabeza de sus preocupaciones de hoy la posibilidad que se complique aún más la economía real como producto del escándalo de corrupción que reveló la causa de los "cuadernos". El impacto sobre las empresas que ganaron lugares en los PPP puede ser letal, tanto para las que están nombradas en la distribución de sobornos que relatan las giras de distribución de Centeno en los cuadernos, como las que aparecen en las confesiones que fue logrando Claudio Bonadio. En todos esos casos los socios financieros en los emprendimientos están en stand by o directamente en tren de bajarse. De todas formas el problema no termina en ese listado; los bancos también estan retrasando definiciones de financiamiento a otras empresas que deben arrancar obra pública "por las dudas" que en un futuro cercano aparezcan también involucradas. Quien piense que el Gobierno puede tener hoy alguna parte en la aceleración de este escándalo, no entiende el impacto que esta causa está generando en el manejo diario de la esta golpeada economía argentina. La causa tiene hoy una dinámica propia que no es seguro que ni el propio Claudio Bonadio pueda dirigir totalmente. Por eso el Gobierno pone todos los porotos en una lanzamiento que va a hacer hoy a las 9.30, donde desde Guillermo Dietrich hasta Javier Iguacel, y el Banco Nación va a lanzar un fideicomiso para garantizar el financiamiento de todas las obras del PPP que deben comenzar en octubre. El peligro es grave: puede paralizarse definitivamente casi toda la obra pública. Para meterle más presión a esa idea, Macri se subirá a un avión para ir de nuevo a Vaca Muerta a lanzar inversiones.

 

  • Interesante resultó el nuevo encuentro en el CARI, de la serie "la Grieta", en este caso, con el politólogo Vicente Palermo, la filósofa y ensayista Diana Cohen Agrest y el siempre controvertido escritor, ahora diputado del PRO, Fernando Iglesias, cada vez más reconvenido hasta por sus propios convocantes, dados los duros cruces y enfrentamientos que viene generando, hasta con personajes de su propio sector. "Un gran aportante a la grieta", se rió uno de los numerosos asistentes al encuentro. A diferencia de la mesa con Mirta Legrand, donde la diva debió llamarle la atención, aquí pareció no hacer falta y hasta tuvo algún pasaje gracioso, como cuando parafraseando al último gran éxito de teatro de Juan José Campanella, preguntó: "Y que hacemos con... Cristina???, en lugar de Walter, el personaje central de la obra. Mucho más interesante, de todos modos, resultó Cohen Agrest al diferenciar entre "autoridad y autoritarismo", o al definir que "va terminando la hora de los derechos y comienza la de las obligaciones". Palermo, por su parte, planteó que "parecemos estar frente a una nueva modernización conservadora", lo que provocó cantidad de comentarios que extendieron el habitualmente estricto horario de finalización de las reuniones.

 

  • Mientras algunos funcionarios intentan argumentar que con las continuas devaluaciones que se van registrando, se "licúa" el efecto negativo de la eliminación y/o recorte de los reintegros, las quejas siguen escalando. Y uno de los casos fue la gente de la pesca de Mar del Plata, ciudad particularmente complicada justamente por la crítica situación de la industria pesquera, con muy altos costos (frío, mano de obra intensiva, etc.), mucho atraso en la devolución del IVA, y las subas de costos, incluyendo los combustibles. El rubro, que justifica más de u$s2.000 millones anuales de exportaciones, consideró que las últimas medidas representan un "retroceso" para la pequeña y mediana empresa (la mayoría de las pesqueras). Además de "acentuar la incertidumbre y el impacto negativo de los mayores costos", sostienen que este tipo de medidas "alejan la competitividad" y aclararon que "un reintegro no es un subsidio o premio". "Es la devolución de impuestos internos que pagan los productores" (...) y que ahora dejará de volver a los circuitos de producción", se quejaron fuerte los hombres de mar que se sumaron así a casi todos los sectores productivos que ya reclamaron las medidas. Y esto fue más que evidente en la multitudinaria conmemoración del 134 aniversario de la Bolsa de Comercio de Rosario donde se pudieron percibir las inquietudes más variadas. Es que, por caso, todos los sectores que tuvieron subsidios durante la anterior administración kirchnerista, que mayoritariamente debían "derivar" algún porcentaje previo para que se efectivizaran, hoy temen los alcances del "efecto cuadernos" y la multiplicación de denuncias. Desde los polleros, a la maquinaria agrícola, o los lecheros, casi nadie está muy tranquilo, menos aún, si suma el malestar por las recientes medidas que dan marcha atrás con las políticas que -teóricamente- apuntaban a aumentar el proceso en los productos, agregar valor, consolidar a las pymes, y aumentar fuertemente las exportaciones, bastante opuesto a lo que imponen las últimas medidas. Y así se lo explicaron a los funcionarios nacionales y provinciales presentes lo que, naturalmente, generó algunas diferencias zanjadas, en general, con el abundante cóctel (sushi incluido) al que acostumbra la BCR. Pero también pareció alcanzar a las máximas autoridades. Al menos, eso pareció percibirse con el mensaje del gobernador Lifschitz a Paduán ("me parece, Beto, que estás mucho más suave que de costumbre", se sonrió). Sin embargo, lo mismo creyeron leer los asistentes en el mensaje -grabado- previo al discurso del gobernador, de parte del ministro del Interior, Rogelio Frigerio que, para algunos, constituyó un "recordatorio" para el mandatario...Sea como fuere, Lifschitz solo habló del recorte de reintegros y de la "desaparición" del Fondo Sojero, en los pequeños corrillos privados.

 

  • Mucho más tranquila la presentación del titular de la CNV, Marcos Ayerra quien tras afirmar que Argentina "no tiene un verdadero mercado de capitales aún", adelantó que antes de fin de año ya se habrán puesto en marcha los "pagarés digitales", y el "factoring", o venta de facturas que, según dijo, se constituirán en importantes instrumentos de financiación, incluso para el campo. Pero, como casi siempre, lo más interesante se escucha en las charlas informales. Ahí, por ejemplo, se pudo escuchar que en la provincia santafesina el Plan Bio Bus, que incluye un mucho mayor uso de biocombustibles en los micros de transporte público (incluso ya hay 5 que están funcionando a bio puro), alcanza a 400 unidades, y con muy buenos resultados. El tema interesa tanto por las restricciones/sanciones comerciales que está recibiendo el producto argentino en el hemisferio norte, como por la cantidad de combustible que Argentina sigue importando, por lo que no se entiende porque las autoridades no aumentan el porcentaje de corte local con los combustibles fósiles. "Tenemos a petroleros estructurales manejando el biodiésel", interpretó un empresario, mientras a su lado, en una charla bastante más picante, alguien preguntaba por la identidad del empresario de una constructora santafesina "muy ligada a los proyectos de las Madres de Plaza de Mayo" y que, en breve, "puede hacer mucho ruido", decía el hombre. Más atención aún logró un reconocido analista agroindustrial que, jugando al enigmático, preguntó quién conocía una empresa originadora de soja que tendría una gran cercanía con la familia presidencial. A su vez, lanzó un teoría bastante atendible sobre las razones por las que el Gobierno puede haberse comprado tantos conflictos por la eliminación del diferencial (3%) entre el poroto de soja y sus subproductos. Según dijo, la medida, que prácticamente pone en manos chinas el mercado de soja poroto argentina (y que, para otros financia a la industria aceitera china al trasladarle ese beneficio), se debe a la negociación por ampliación del swap que Argentina tiene con el gigante asiático, en alrededor de U$S 4.000 millones.

 

  • Vamos a terminar con un chiste de alcohólicos.

 

Un par de mecánicos aeronáuticos, muy aficionados a la bebida, se encuentran en el aeropuerto de Ezeiza a una hora de poca actividad. Está anocheciendo, el cielo está nublado, y en pocos minutos más terminarán su tarea. Uno de ellos le pregunta al otro:

 

-Che, ¿trajiste algo para beber?

 

-Sabés que no...-responde el otro-. Pero podríamos ir al bar del aeropuerto.

 

-Ni loco. Está todo carísimo y todavía no cobramos.

 

-Escuchame -dice entonces su compañero-. ¿Alguna vez probaste combustible de avión? Dicen que tiene un efecto buenísimo.

 

-¿Te volviste loco? -le responde asombrado-. ¿Cómo vamos a tomar eso?

 

-Dale, probemos un poco. ¿Qué nos puede hacer? No es dañino.

 

Después de dudarlo un momento, ambos deciden tomar entonces un par de copas de combustible. Al rato ya están alegres, se ríen mucho, y se sienten muy bien.

 

A la mañana siguiente uno de los hombres despierta con el temor de una pesada resaca y dolor de cabeza pero, por el contrario, se siente de maravillas, liviano y feliz. En ese momento suena su celular, lo responde, y es su compañero.

 

-Hola -le dice el otro-. ¿Cómo te sentís?

 

-¡Genial! Fresco como una lechuga. Cero resaca. Esto es muchísimo mejor que el vino.

 

-Sí, pero te llamo para hacerte una advertencia. Ni se te ocurra tirarte un pedo.

 

-¿Qué? ¿Y por qué?

 

-Estoy en Neuquén.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...