viernes 16, noviembre 2018 | Actualizado 04:32
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El dólar, imparable: comenzó la semana en alza, marcó un nuevo récord y se acerca a los 32 pesos

27/08/2018 12:17 hs
Subía 7 centavos y llegaba a un nuevo récord de $ 31,53. El Banco Central vendió US$ 100 millones.

El dólar mantiene la tendencia al alza que la semana pasada lo llevó superar los $ 31 y arrancaba la semana subiendo 7 centavos, a un nuevo récord de $ 31,53, según el promedio del Banco Central.


En esta jornada, el BCRA retomó sus intervenciones y subastó US$ 300 millones, a un precio promedio de corte de $ 30.8683, de los cuales el mercado tomó US$ 100 millones.


Por su parte, en el mayorista la divisa registraba una suba de 3 centavos, a $ 30,91. Este mercado es donde operan bancos, grandes empresas y el Banco Central, y cuya cotización termina incidiendo luego en el canal minorista, donde compran los ahorristas.


La semana pasada, el pesimismo sobre Argentina hizo subir 49 centavos el dólar, que pasó la barrera de los $ 31 sin intervención del Banco Central. El Merval retrocedió 5,4% por la caída de las acciones financieras y el Riesgo País volvió a subir hasta 700 puntos.


En el Banco Central miran pero no tocan. La mesa de dinero del organismo que preside Luis Caputo considera que no hay motivos para poner en juego las reservas y moderar la suba del dólar a través de intervenciones en el mercado cambiario.


Esto, a pesar de que la cotización de la divisa mostró durante toda la semana una persistente tendencia ascendente, que lo llevó al cierre del viernes a $ 31,47, según el relevamiento entre bancos minoristas, y a $ 30,88 en el mercado mayorista.


Si bien no aparecieron ventas concretas del BCRA en el mercado de contado, el Central sí hizo alguna intervención en el mercado de futuros, donde se opera en pesos. Fue al principio de la rueda, aunque después también se corrió de esa operatoria y dejó en libertad de acción a la oferta y la demanda. Tal vez por eso, las reservas aumentaron ayer en 273 millones de dólares.


La visión del Banco Central es que si no hay episodios disruptivos (movimientos bruscos de precios con poco volumen operado) no hay motivo para intervenir. En Reconquista 266 dicen que su objetivo no es anclar ni retrasar el tipo de cambio, pero sí reducir la volatilidad.


Por el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional, y porque la prioridad es mantener un tipo de cambio flotante con intervenciones mínimas, el Gobierno no tiene intenciones de vender reservas para frenar la escalada porque no quieren caer, otra vez, en la zona del "atraso cambiario". Por lo mismo, si bien la inflación es un problema, no es hoy la prioridad, que pasa, sí, por controlar el frente fiscal.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...