martes 18, septiembre 2018 | Actualizado 23:46
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Así cayó el ex juez César Melazo, rodeado de un arsenal en su chacra de Gorina

24/08/2018 11:02 hs
Acusado de integrar una asociación ilícita junto a una superbanda de policías, ladrones y barras.

Ya suman 12 los detenidos por el caso de la superbanda integrada por policías, ladrones y barras. La organización se dedicaba a detectar casas vacías para luego desvalijarlas, cubierta por las "zonas liberadas" que garantizaban desde la Bonaerense.


Además, los acusados estarían involucrados en la compra venta de vehículos robados y el cobro de pólizas de seguros. Ya había 9 detenidos.


Este viernes, cayeron otros tres. Uno de ellos, una pieza clave. El ex juez de Garantías César Ricardo Melazo (55), acusado de brindar protección judicial a los miembros de la organización. Apenas los primeros rayos de sol golpearon sobre su chacra de Gorina, La Plata, agentes de la Policía Federal llamaron a su puerta. Estaba con su familia.


La primera sorpresa que se llevaron fue el gran número de armas que tenía el ex juez en su poder. Más de una docena, entre pistolas y armas largas, además de cientos de municiones.


En junio de 2017, Melazo había presentado su renuncia, aunque ya se encontraba apartado preventivamente de su cargo desde 2016. Así lo había dispuesto el jurado de enjuiciamiento que se conformó para analizar la conducta del, hasta ese momento, titular del Juzgado de Garantías 2 de La Plata en tres causas por presuntas irregularidades.


Melazo, consciente de que sería apartado del cargo, decidió renunciar. Fuentes de la gobernación bonaerense, que conduce María Eugenia Vidal, afirmaron en ese momento que la salida de este juez era un gran paso adelante en la lucha contra el sistema judicial corrupto heredado de la etapa kirchnerista.


Este juez platense tenía tres denuncias en su contra impulsada por legisladores de Cambiemos y el massismo. Según los legisladores que impulsaron las denuncias contra el juez platense, la medida "significa que para el tribunal no debía estar ni un día más al frente del juzgado".

 

Allegado a Aníbal Fernández, tuiteaba elogios al ex ministro kirchnerista, a quien llamaba "Compañero".


Melazo tenía fuertes vínculos con el poder en los tiempos de Daniel Scioli como gobernador de la provincia. A su cumpleaños número 50 invitó a varios de las personalidades más destacadas de la política del momento: una foto bien lo retrata, con el ex jefe de Gabinete de Scioli, Alberto Pérez, y con el ex Ministro de Justicia provincial, Ricardo Casal.

 

Melazo, además, fue candidato de presidente de Gimnasia y Esgrima La Plata para las elecciones de 2013. Su línea política se llamaba "Frente por Gimnasia" y el lema de campaña, contundente: "Transparencia, orden y gestión".


Allanamientos y detenciones


Los operativos se mantienen durante la mañana de este viernes. Los lleva adelante la División Investigación de Delitos Violentos de la Policía Federal -institución que comanda Néstor Roncaglia- en la ciudad de la Plata, a instancias del Juzgado de Garantías N° 6 y la UFIJ N° 2 que encabeza Betina Lacki.


En el caso del ex juez Melazo, el procedimiento tuvo lugar en una quinta ubicada entre las calles 145 y 480, en la localidad de Gorina.

 

Asimismo, el arresto de Rubéb Orlando Herrera, ex jefe de la barra de Estudiantes, se produjo en el Club de Campo Grand Bell, en City Bell, en tanto que Enrique Edgardo Petrullo Petrullo -a quien se lo señala por toda una red de conexiones con el Poder Judicial- fue detenido a la altura 1500 de la calle 465.

 

De acuerdo con la hipótesis judicial, los líderes de la organización serían el comisario inspector Gustavo Bursztyn, hasta hace unos días integrante del Comando de Patrullas de La Plata; y el teniente 1° Gustavo Mena, un ex jefe de calle de la comisaría 2° de La Plata que fue pasado a disponibilidad en 2015. Estos dos oficiales de la Bonaerense manejaban la red de delincuentes.


Según la acusación, "marcaban" casas vacías en las que había dinero para cometer lo que en la jerga se conoce como "escruches". Fuentes de la investigación confiaron a Clarín que los policías reclutaban asaltantes que cometían los delitos "casi siempre en pareja" y "liberaban la zona".

 

El caso que disparó la investigación fue el homicidio de Juan Roberto Farías (30), ocurrido en diciembre de 2010 en el hall del edificio donde vivía, en el barrio La Loma.

 

La hipótesis principal es que se trató de un ajuste de cuentas interno de la banda por no haber repartido el botín del robo a la casa del entrenador de fútbol y representante de jugadores, Roberto Zapata, ex ayudante de campo del DT Néstor Craviotto. Tampoco se descarta que haya sido una venganza por robar donde no debía.


Ese "escruche" ocurrió el 18 de julio de ese año, mientras Zapata festejaba -─en un coqueto salón de La Plata─ su 60 aniversario. En la fiesta estaban invitados personalidades de la política y la Justicia local. Uno de ellos era el juez Melazo.

 

En ese momento se informó que le robaron 60 mil pesos y joyas. Pero se sospecha que los ladrones se llevaron un botín millonario.

 

Por el homicidio de Farías estuvo detenido hasta octubre de 2017 Adrián Oscar "El Quechua" Manes. Obtuvo un arresto domiciliario en su casa, aunque con 47 años gozaba de buena salud. El beneficio le fue revocado al quedar involucrado en una causa por presunta venta de drogas, con otras siete personas. Además, en los últimos años "Quechua" fue chofer de un funcionario municipal.

 

Nadia Mariscal, pareja de Farías, apuntó contra el juez Melazo en su declaración ante la fiscal. "Bursztyn era amigo de Melazo. Juan (Farías) me contó que muchos robos se hacían cuando ese juzgado estaba de turno, por si algo salía mal", aseguró la mujer.

 

Otro dato fuerte además de la detención de Melazo indica que el ex juez de Casación Manuel Martín Ordoqui quedó imputado.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...