jueves 20, septiembre 2018 | Actualizado 19:32
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Detuvieron al ex Juez César Melazo tras acusarlo de proteger una banda de barras, policías y ladrones

24/08/2018 08:29 hs
La causa ya tiene 14 detenidos. También cayó el "Tucumano" Herrera, ex jefe de la barra de Estudiantes.

A medida que avanza la investigación, se revela una "trama judicial" detrás de la banda de policías, ladrones y barrabravas que cayó en La Plata después de decenas de allanamientos y, ahora, 14 detenciones.

 

Este viernes, la causa tuvo una noticia de alto impacto con tres detenidos más. Por orden de la jueza Marcela Garmendia, detuvieron al ex titular del Juzgado de Garantías 2 de La Plata, César Melazo. Los otros detenidos en las últimas horas son Rubén Orlando Herrera, ex jefe de la barra de Estudiantes, y Enrique Petrullo, con varios robos a casas en su prontuario.


Según informaron voceros del caso, la organización se dedicaba a detectar casas vacías para luego desvalijarlas, cubierta por las "zonas liberadas" que garantizaban desde la Bonaerense. Además, los acusados estarían involucrados en la compra venta de vehículos robados y el cobro de pólizas de seguros.

 

El recorrido de esta extensa red que vincula a ladrones, policías y personajes poderosos abrió la puerta a una posible intervención de jueces y fiscales en ese entramado delictivo.

Entre los acusados figuran tres funcionarios policiales, dos de ellos en actividad hasta días antes de ser detenidos; y el productor de seguros Carlos Bertoni, hermano mellizo de Daniel, campeón del Mundo en 1978.

 

En el pedido de detención se incluyen varias llamadas en las que los sospechosos hacen mención a presuntos tratos con el ex juez, quien renunció a su cargo en medio de un juicio político por mal desempeño, y con el fiscal Tomás Morán, también retirado. La propiedad de Morán fue allanada en el marco de los operativos en los que se detuvo a Melazo.

 

En el escrito, al que tuvo acceso Clarín, la fiscal Betina Lacki denuncia irregularidades que refuerzan la hipótesis de una complicidad de sectores de poder: "El empeño puesto, tanto por operadores judiciales como policiales, para obstaculizar esta investigación, fue tanto que casi logran su objetivo", describe.


De acuerdo con la hipótesis judicial, los líderes de la organización serían el comisario inspector Gustavo Bursztyn, hasta hace unos días integrante del Comando de Patrullas de La Plata; y el teniente 1° Gustavo Mena, un ex jefe de calle de la comisaría 2° de La Plata que fue pasado a disponibilidad en 2015. Estos dos oficiales de la Bonaerense manejaban la red de delincuentes.

 

Según la acusación, "marcaban" casas vacías en las que había dinero para cometer lo que en la jerga se conoce como "escruches". Fuentes de la investigación confiaron a Clarín que los policías reclutaban asaltantes que cometían los delitos "casi siempre en pareja" y "liberaban la zona".


El caso que disparó la investigación fue el homicidio de Juan Roberto Farías (30), ocurrido en diciembre de 2010 en el hall del edificio donde vivía, en el barrio La Loma. La hipótesis principal es que se trató de un ajuste de cuentas interno de la banda por no haber repartido el botín del robo a la casa del entrenador de fútbol y representante de jugadores, Roberto Zapata, ex ayudante de campo del DT Néstor Craviotto. Tampoco se descarta que haya sido una venganza por robar donde no debía.

 

Ese "escruche" ocurrió el 18 de julio de ese año, mientras Zapata festejaba -en un coqueto salón de La Plata- su 60 aniversario. En la fiesta estaban invitados personalidades de la política y la Justicia local. Uno de ellos era el juez Melazo. En ese momento se informó que le robaron 60 mil pesos y joyas. Pero se sospecha que los ladrones se llevaron un botín millonario.


Por el homicidio de Farías estuvo detenido hasta octubre de 2017 Adrián Oscar "El Quechua" Manes. Obtuvo un arresto domiciliario en su casa, aunque con 47 años gozaba de buena salud. El beneficio le fue revocado al quedar involucrado en una causa por presunta venta de drogas, con otras siete personas. Además, en los últimos años "Quechua" fue chofer de un funcionario municipal.

 

Nadia Mariscal, pareja de Farías, apuntó contra el juez Melazo en su declaración ante la fiscal. "Bursztyn era amigo de Melazo. Juan (Farías) me contó que muchos robos se hacían cuando ese juzgado estaba de turno, por si algo salía mal", aseguró la mujer.


Melazo fue citado como testigo por Lacki. "A ese policía, como a otros los conocía por el trabajo. Todas estas acusaciones están apuntaladas desde el poder político. Me armaron una causa y me sacaron de la Justicia. Ahora también intentan involucrarme en esta causa", le había asegurado a Clarín el ex magistrado.

 

Morán se retiró del cargo hace unos años por una enfermedad. Le tocó investigar un doble homicidio en el que están involucrados personajes de esta banda. Se trata del crimen de María Martini y Carlos Rodríguez, ocurrido en 2008. Seis años después fue detenido Javier Ronco. Su abogado se apartó del caso después de que su cliente le comentara que "de la fiscalía" le habían pedido 30 mil dólares para aliviar el proceso.

 

Cuando lo detuvieron, tenía puesta una tobillera electrónica. En las escuchas ordenadas por Lacki, Ronco admite en una charla que pagó para obtener el beneficio: "Después te digo cuánto tuve que pagar. Pero fue mucho...".

 

Otro dato fuerte además de la detención de Melazo indica que el ex juez de Casación Manuel Martín Ordoqui quedó imputado por otorgar ese beneficio.

 

"El análisis de la causa nos enfrenta a una banda mixta que operó con un grado de impunidad que resulta indignante. Y que por acción u omisión actuó sin ningún obstáculo", describió la fiscal Lacki.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...