viernes 21, septiembre 2018 | Actualizado 18:04
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La conspiración de las noticias falsas y el último delirio: Implicar al Papa Francisco cómo cómplice de la desaparición del dinero corrupto

23/08/2018 22:49 hs
La Argentina como campo de experimentación de las "fakes news" (noticias falsas) que influirán en las próximas elecciones del 2019.
Jorge Boimvaser
Por Jorge Boimvaser
Periodista

Por Jorge D. Boimvaser

@boimvaser

 

Mientras vos estás leyendo este texto, un grupo aún inidentificado de "trolls" está pergueñando el último gran engaño para hacerlo circular en millones de correos y whatssaps si no se encuentra los miles de millones de dólares apuntados en los cuadernos Gloria y demás declaraciones de arrepentidos  y otros imputados.


Los anti K y los anti macrii se tiran con artillería pesada en las redes sociales y dificultan al hombre común separar lo verdadero de lo falso. Los que tienen posiciones tomadas de uno y otro lado, sin importarles si las noticias son reales o inventadas, toman posición, lo reproducen por millones y siembran dudas por doquier en el inconsciente colectivo de los argentinos. 


Un pequeño ejemplo. Meses atrás circuló un fotomontaje que mostraba presuntos soldados yankys custodiando el Banco Nación y zonas linderas de Plaza de Mayo. Consultados empleados y otras personas que circulan la zona diariamente, todos manifestaron no haber visto ese ejército norteamericano en las inmediaciones, pero los opositores a Macri usaron la foto truchada como presunta evidencia irrefutable de que los soldados de USA estaban invadiendo con autorización presidencial las calles porteñas dispuestos a poner orden y prestos a reprimir movilizaciones sociales. Crearon un estado de conmoción basados en una foto falsa haciendo que millones de personas dieran por cierto lo que era una farsa a todas luces.  Después vino el incidente de la Selección Argentina de Fútbol que iba a jugar un amistoso a Israel antes de partir a Rusia. Esta vez la noticia falsa fue hacerle creer a los jugadores -Leonel Messi en primer lugar- que el plantel y sus familiares iban a serr víctimas de ataques terroristas del Hamas, mostraron fotos de cuerpos despedazados de hombres, mujeres y niños que esas eran víctimas palestinas de ataques israelíes y finalmente lograron el objetivo que la Argentina suspendiera su viaje a Tierra Santa. Esta vez se supo que ese operativo de infundir miedo estaba encabezado por el hijo de uno de los personajes más nefastos de los últimos 50 años de la Argentina, Mario Eduardo Firmenich.

Hubo otros casos parecidos que pretendió crear en la sociedad un sentimiento antisemita que nunca existió en el país en semejante magnitud. Millones de personas -ignorantes e ingenuas-, se sumaron a ese sentimiento despreciable de discriminación. Pero lograron el objetivo de suspender la visita de los jugadores en base a un temor infundado.


Los trolls que están a las ordenes de Durán Barba están ahora tramando una noticia que es un delirio a todas luces. Si no aparecen en las bóvedas o cuentas bancarias de Cristina y sus hijos las fortunas coptadas por actos corruptos, la próxima "fake news" -en preparación supone que el dinero cash ("billetes vivos", como se dice en la jerga financiera) fueron sacados del país por ONG falsas de carácter humanitario, y llevados a bancos del Vaticano con la anuencia del Para Francisco.  Se menciona que la Cruz Roja Internacional fue quien realizó el traslado y ya se sabe que los bancos del Vaticano son los únicos que nunca responden requisitorias de otros países.


¿Es una venganza contra Francisco por recibir siempre a opositores al macrismo, y hasta de haberle dado "la derecha" a Maru Vidal como supuesta disidente de Mauricio Macri?  Puede ser, pero por tratarse de operaciones inventadas para consumo de las redes sociales todo sigue siendo muy confuso, aterradoramente confuso.


Hace días Vladirmir Putin (que fue cómplice del triunfo de Donald Trump jugando a las "fakes news"), advirtió que este sistema de inundar el mundo de noticias falsas es un experimento a gran escala que realizan las llamadas sociedades secretas o logias masónicas. Putin, quizás la mente más brillante del siglo XXI, tenga más información de la que cuenta en público pues su paso por la jefatura de la KGB (servicios de inteligencia soviética en plena guerra fría y siendo él muy joven aún), lo hace conocedor casi perfecto de lo que ocurre tras las cortinas de las guerras informativas y sabe bien cómo administrar la información (verdadera o falsa) que larga en público.


Si los trolls de Durán Barba son manejados por esas logias que experimentan los efectos sociales a gran escala de las "fake news", no lo sabemos aún.


Pero involucrar al Papa Francisco como cómplice y encubridor de los miles de millones de dólares dilapidados en la "década perdida" es una barbaridad que no se sabe cómo puede terminar, si realmente la operación conspirativa sale a la luz.


Por último, el autor de este informe publicó hace tres años una investigación titulada "Operación Viena", que en ese entonces -a poco de asumir Macri- contaba de una gira de Alicia Kirchner por Austria relevando las posibilidades que Cristina y sus hijos fueran asilados políticos en caso que hubiera una investigación judicial vinculada a su paso por los 13 años de gobierno K.


Esa nota se hizo circular éstos días -fuera de tiempo y espacio- y nos cuentan que hubo 3 millones de destinatarios que al leerla suponen que es un informe de actualidad y no de archivo.


Pero cómo no se sabe quién dispuso los medios para ponerla en circulación, no hay a quien reclamarle la aclaración y menos emprender acciones judiciales.


No cabe dudas que se está experimentando los efectos sociales de la profusión masiva de noticias falsas. A veces, los mismos periodistas que husmeamos en el campo de la investigación también somos víctimas de esa desalmada metodología de difundir mentiras y desatinos por millones.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...