sábado 22, septiembre 2018 | Actualizado 10:37
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
¡Arde Tele!

¿Censura? Cancelaron de manera sorpresiva un show de Alfredo Casero en Salta

22/08/2018 11:18 hs
El artista debía dar un show en la provincia el próximo viernes. El dueño de la sala es un nieto recuperado.

Un teatro de Salta decidió censurar un show que el artista Alfredo Casero tenía previsto realizar el próximo viernes. La decisión surgió como reacción  a los dichos del actor durante una entrevista realizada con Infobae.


El establecimiento El Teatrino anunció por Facebook la cancelación de la obra denominada, paradójicamente, ¿De qué no se puede hablar?


"Debido a las declaraciones públicas del Sr. Alfredo Casero que reivindican la última dictadura militar en nuestro país, El Teatrino decide cancelar la función programada para el día Viernes 24 de Agosto", rezó el comunicado oficial del teatro salteño en su página de las redes sociales.


"A todos los que hayan comprado la entrada se les devolverá el dinero en los puntos de venta en que fueron adquiridas. Las compras realizadas con tarjeta de crédito se cancelaran automáticamente", se agregó.


"Me enteré ayer que no íbamos a poder hacer el show. Esta ha sido una de las tantas cosas que me han pasado después de que se intensificó la grieta. Ya me había pasado en otros lugares, pero de otras maneras", explicó el actor en diálogo con Infobae.


La decisión del Teatrino tiene un trasfondo histórico y político. El dueño del establecimiento es Humberto Colautti, el nieto recuperado número 14, quien conoció su verdadera identidad en 1984 y se convirtió a lo largo de los años en uno de los pilares de la lucha por la identificación de los bebés robados durante la dictadura militar entre 1976 y 1983.


En menos de 24 horas, el anuncio de la sala de espectáculos salteña hizo explotar las redes sociales. Muchos de los comentarios catalogaron la decisión como una censura a la libertad de expresión y otros tantos apoyaron la postura de la entidad de eventos artísticos.


Días atrás, el actor de 55 años declaró durante una entrevista con Infobae: "Las Fuerzas Armadas yo las pago: tienen que trabajar. Las Fuerzas Armadas de un país tienen que ser las Fuerzas Armadas de un país. Nosotros fuimos un gran país gracias a nuestras Fuerzas Armadas. No estoy hablando de cuatro hijos de puta que se metieron en la política llamados por Isabel Perón. Yo respeto a un policía, ayudo a un policía y acompañaré a un policía".


Este miércoles, al ser consultado por la abrupta cancelación del show, Casero explicó: "Nunca en mi vida reivindiqué la dictadura, lo que yo digo es que desconfío de las voluntades pagas porque tienen dinero en el medio y de los Sueños Compartidos".


"Ante cualquier situación vos pasás a ser el diablo. Estela de Carlotto dijo barbaridades de mí. Ella empezó a pegarme porque me metí con 6-7-8, con Cristina Kirchner, con gente que ella comulga y desde su lugar empezó a darme con un fierro", agregó.


-¿Se arrepiente de algo de lo que dijo?- repreguntó Infobae.


-Estoy totalmente seguro de lo que hago. Este señor tiene un teatro kirchnerista y que haya dado de baja la obra me da mucha pena por la gente que pagó la entrada.


En los últimos días el ex líder del programa humorístico Cha Cha Cha se convirtió en una suerte de emblema mediático de un sector de la sociedad afín al oficialismo. Durante una entrevista con el periodista Alejandro Fantino hizo famosa la frase "Queremos flan", al realizar una metáfora sobre el presente en la Argentina.


La frase fue adoptada por gran parte de la ciudadanía y hasta pareció encontrar un guiño entre los dirigentes oficialistas. El propio presidente Mauricio Macri publicó en las redes sociales al día siguiente de la entrevista una imagen suya comiendo ese postre. La misma línea mantendría luego el intendente de La Plata, Julio Garro.


Asimismo, Casero fue una de las figuras públicas más relevantes y aplaudidas durante la multitudinaria marcha del martes en el Congreso, bajo el pedido de la quita de los fueros a la ex presidente Cristina Kirchner.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...