miércoles 21, noviembre 2018 | Actualizado 04:28
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Quién es Gabriel Romero, el nuevo empresario arrepentido, y qué le puede contar al juez Bonadio?

16/08/2018 16:30 hs
Es el dueño del grupo EMEPA y logró convencer al juez y se homologó su acuerdo.
A quince días del inicio del escándalo de los cuadernos, convertirse en imputado colaborador en la causa se torna cada vez más complicado. El aporte de información a la investigación debe ser cada vez de mayor envergadura. Esa fue la exigencia para que el dueño de Emepa -Gabriel Romero-, obtenga la homologación del acuerdo que lo convirtió en otro de los imputados colaboradores. Su primer aporte no fue suficiente y debió volver este jueves a los Tribunales de Comodoro Py para aportar más información y así convertirse en el nuevo "arrepentido". Además, excarcelaron al directivo de su empresa Rodolfo Poblete.

La negociación no fue sencilla. La Justicia pretende información congruente con el peso de las empresas. Por ello quedó en la mira el dueño del grupo Emepa Gabriel Romero, que pretende ser el nuevo arrepentido en la causa que investiga una asociación ilícita dedicada a recaudar coimas que pagaban diversas empresas contratistas del Estado.

El empresario se presentó el martes por la noche ante el fiscal Stornelli, y ofreció ser imputado colaborador. Un directivo de su firma, Rodolfo Poblete, ya había intentado obtener su libertad tras acordar como "arrepentido" junto a su superior. Pero esto no ocurrió, y Poblete volvió a la noche al penal de Marcos Paz, pero obtuvo su excarcelación este jueves.

Los empresarios están acusados de ser partícipes necesarios de una asociación ilícita destinada al cobro de sobornos por más de 200 millones de dólares.

El dueño del grupo EMEPA, una de cuyas firmas es Hidrovía SA, allanada hace quince días por orden del juez Bonadio, realizó aportes de información respecto a sus negocios con el Estado "en qué condiciones de realizaban, cómo era el proceso, y qué exigencias financieras se imponían", indicaron fuentes judiciales a Clarín.

Hace dos días el ejecutivo pidió ser imputado colaborador en la causa donde se investiga al menos a 23 compañías como responsables de realizar un "sinnúmero de pagos de fondos ilegales" al gobierno kirchnerista.

Para lograr la homologación que lo convirtió en otro de los empresarios "arrepentidos", Romero tuvo aportar información vinculada a Hidrovía y al área transporte donde obtuvo concesiones, según pudo saber Clarín desde el entorno de la defensa del empresario.

Su empresa, como otras de la construcción y del sector energético, está mencionada por Oscar Centeno (ex chofer de Roberto Baratta) en algunos tramos de los cuadernos y además está incluida dentro de las compañías que realizaban pagos al gobierno de Cristina Kirchner.

Rodolfo Poblete, directivo de Emepa obtuvo su excarcelación después de volver a declarar tras la homologación del acuerdo de colaboración de su jefe. Figura en los manuscritos de Centeno en la anotación del 19 de marzo de 2010, cuando según los registros del ex chofer existió una reunión en la que se entregó dinero, cuyo destino final fue el departamento de la mano de derecha de Julio De Vido.

"Lo llevé al licenciado Baratta y a Nelson Lazarte al 2do subsuelo de Alvear 1491, donde lo esperaba Rodolfo Paulette (sic), donde le entregó un bolso con 300 mil dólares al Lic. Baratta mientras con Nelson presenciamos desde el auto", escribió Centeno.

Y amplió: "Salimos raudamente y lo llevé al Lic. a su depto, donde bajó con todo. Luego Nelson se fue y yo me quedé hasta las 18:00, cuando el Lic se fue en su auto a la Quinta de Olivos a jugar a la pelota con Néstor Kirchner e invitados".

La causa avanza sobre los empresarios y las compañías, que comenzaron a ser investigadas por presunta evasión fiscal y lavado de dinero después de una reunión que tiene a su cargo la AFIP.

Hasta el momento hay más de 23 firmas de la construcción y del sector energético investigadas en este expediente y el listado se ampliará después que Wagner -ex presidente de la Cámara de la Construcción- al acogerse al régimen del imputado colaborador, señaló a otras once compañías que participaban del "sistema de coimas" que estableció Julio De Vido en el sector.

En este contexto, los empresarios que se convirtieron en "arrepentidos" admitiendo haber hecho el aporte de dinero para campañas electorales del Frente para la Victoria de 2013 y 2015. Wagner fue el único que admitió el pago de sobornos por parte del empresariado.

En esta instancia de la causa, que cuenta con 15 detenidos y 38 imputados, la Justicia se encuentra corroborando los dichos de Centeno respecto a la operatoria, en la que se cobraron coimas que podrían superar los 200 millones de dólares.

Quiénes se arrepintieron

Hasta ahora, quienes se acogieron a la figura del imputado colaborador son Ángelo Calcaterra (ex dueño de Iecsa), Javier Sánchez Caballero (ex CEO de Iecsa), Juan Carlos De Goycochea (ex Isolux), Héctor Zabaleta (ex director de Techint), Armando Loson (Albanesi), Jorge Neyra (Electroingeniería), Claudio Glazman (Soc. Latinoamericana), Carlos Wagner (Esuco) y Aldo Roggio, Juan Chediak (José Chediak), Gabriel Romero (Grupo Romero).


(Fuente: Clarín)
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...