martes 20, noviembre 2018 | Actualizado 14:15
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
¡Arde Tele!

Mike Amigorena asegura: "Voy a geriátricos a cantar gratis"

16/08/2018 11:06 hs
Y confiesa: "A mí los chicos me encantan pero pienso: '¿Voy a traer hijos a este mundo en el que vivimos? ¿No es una irresponsabilidad?' ¡Me da terror!"
Mike Amigorena asegura: Voy a geriátricos a cantar gratis
Mike Amigorena en la inauguración de Singapur Bar Lounge.
A pocos días de viajar a Madrid habla sobre su vida, sus próximos estrenos, el feminismo, el temor a traer "hijos a este mundo" y todo sobre la actividad "empezó a hace un mes y medio" que más lo entusiasma.

A mí los chicos me encantan pero pienso: "¿Voy a traer hijos a este mundo en el que vivimos? ¿No es una irresponsabilidad?" ¡Me da terror! 

Mike Amigorena se queda sin batería en el celular. Al principio se muestra preocupado -como si esperara un llamado importante-, pregunta si alguien tiene un cargador para prestarle y, ante la negativa de todos, guarda el teléfono en su bolso. "Mejor, está bueno relajarse un poco. A veces siento que vivimos hiperconectados, adictos al celular, pendientes de cada mensaje que nos entra como si se nos fuera la vida en eso y, la verdad, no tiene ningún sentido. Diego Capusotto no tiene celular y se lo ve muy feliz: tiene una linda familia y trabaja muchísimo", reflexiona el actor.

-¿Creés que vos podrías vivir sin celular?

-No sé. (N. de la R.: piensa unos segundos en silencio). Pero lo veo a él y digo: "Che, está buena su decisión". Me gusta esa cosa distendida. Ahora, por ejemplo, ya sé que hasta la noche -cuando llegue a casa y pueda volver a cargar el teléfono- voy a estar incomunicado y siento cierto alivio.

-Trabajaste con Capusotto en No llores por mí, Inglaterra, la película que se estrena a fin de mes, ¿cómo fue la experiencia?

-¡Increíble! Estoy ansioso por ver el resultado final y la reacción de la gente... Es una súper producción con un elenco ecléctico: Gonzalo Heredia, Diego Capusotto y Laura Fidalgo, entre otros, y dirección de Néstor Montalbán, responsable de Cha, cha, cha, Todo x 2 pesos y Soy tu aventura. Se trata de una comedia que combina humor y fútbol, la filmamos en Argentina y Uruguay y yo interpreto el general inglés Beresford.

-Vi el tráiler de la película y me sorprendió la relación del general Beresford con su mamá (Mirtha Busnelli) que lo guía y digita cada uno de su pasos.

 -(N. de la R.: suelta una carcajada). ¿Viste? El general Beresford es como el maestro Skinner de los Simpson: un sometido total. En público se muestra como Napoléon, pero llega a su casa casi llorando y quejándose: "Mamá, mamá, no me obedecen, ¿qué hago?".

-Bueno, la relación madre/hijo siempre es compleja, ¿quién no tiene vestigios de un vínculo así?

-Las madres nos dan la vida y también nos la cagan un poco. Por más modernas y psicoanalizadas que sean, si no te sobreprotegieron, te dieron poca bola y algo de todo eso siempre te jode.

 -¿Vos tenés un buen vínculo con tu mamá? ¿Viajás a Mendoza a verla?

-Sí, siempre. No sólo tengo a mi mamá allí, también a mis hermanas, mis sobrinos y los mejores recuerdos de mi infancia en Maipú. Pensá que nací y viví ahí hasta los 18 años.

-El año pasado, en el programa de Mirtha Legrand, contaste que estabas viviendo romance a distancia con una chica uruguaya, ¿cómo va eso?

-Esa historia se terminó, pero ahora estoy en algo nuevo que me tiene muy entusiasmado.

-¿Es una relación que ya podría entrar en categoría noviazgo?

-Noooo, ¡decir eso sería muy prematuro! Nos estamos conociendo, ponele.

-¿Te la presentó un amigo?

-No, no, en realidad ya nos conocíamos y nunca había pasado nada entre nosotros. Hace dos meses me animé a arrimar un poco y le mandé un mensaje. Como vi que había buena onda la invité al recital de Radiohead (N. de la R.: fue el 14 de abril en Tecnópolis) y la salida fue un éxito, así que seguimos avanzando. Pero no quiero contarte mucho más porque, como verás, es algo muy reciente.

-Tenés 46 años y sos soltero. ¿Alguna vez te planteaste la posibilidad de tener hijos y formar una familia?

-Sí, obvio, me lo he planteado mil veces. Pero, qué se yo, no es fácil. A mí los chicos me encantan, me vuelvo loco con mis sobrinos, pero pienso: "¿Voy a traer hijos a este mundo en el que vivimos? ¿No es una irresponsabilidad?" ¡Me da terror! Y eso es lo que realmente me detiene. Si viene un hijo, le pongo el pecho. Pero no sé si algún día voy a poder tomar la decisión de buscarlo.

-Contame sobre ese proyecto musical con el que estás.

-Eso me tiene loco de contento. Voy a grabar mi segundo disco, electro pop, antes de fin de año. Avancé mucho en las canciones, son todas mías, muy movidas, bailables y para presentarlas vuelvo a montarme: make up, tacos, todo bien arriba.

-¿Te definirías como metrosexual?

-No, para nada. Yo me miro en el espejo y negocio: me cuido con algunas cosas y otras las dejo pasar. Tengo muchas canas y ya está, las acepté. Ahora, por ejemplo, estoy gordo, pero no me jode. Sé que mañana me pongo a dieta y adelgazo rápido.  En un par de semanas me voy a vivir a España por dos meses y no pienso privarme del jamón crudo, la tortilla de papa y unas buenas paellas.

-¿Viajás por trabajo?

-Sí, me convocaron para una miniserie tipo ER Emergencias de la televisión española y me quedo dos meses en Madrid.

-¿En teatro seguís con la obra El amor sos vos?

-Sí, claro. El fin de semana pasado estuvimos en Colón (Entre Ríos) y estuvo buenísimo. Por otra parte, a fin de año vamos a estrenar con María Onetto una obra que se llama Almuerzo en casa de Ludwig. En agosto se estrena All inclusive, una película que protagonizo con Julieta Zylberberg, y la semana próxima No llores por mí, Inglaterra. Un año muy productivo.

-¿Y Jubilandia qué es?

 -El mejor proyecto del mundo: voy a geriátricos a cantar gratis. Es más: esta mañana estuve en uno. Lo hago con dos músicos amigos: combinamos con los responsables del lugar el día y horario y caemos a cantar de sorpresa para los abuelos que viven ahí. Empezamos hace un mes y medio, cuando uno de mis amigos nos propuso ir a cantar al geriátrico de su mamá, que está internada con Alzheimer, y fue tan movilizante la experiencia que decidimos seguir haciéndolo en otras instituciones y de manera organizada.

-Las actrices en nuestro país se están animando a denunciar abusos que vienen sufriendo hace años, ¿qué opinás sobre estos casos que toman estado público?

-Me indigno y quiero que caguen a patadas a todos los acosadores. Directamente. Lamento que el miedo las haya hecho callar tanto tiempo, pero celebro que hoy se atrevan a hablar y denuncien los abusos. Yo soy feminista, siempre lo fui. Esto coincide con el debate sobre de la despenalización del aborto, una discusión que atrasa treinta años, pero que, finalmente, hoy puede convertirse en ley.

Fuente: Para Ti 

Enviá tu comentario