jueves 13, diciembre 2018 | Actualizado 14:47
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Según los cuadernos del chofer, la muerte de Néstor Kirchner fue lo único que detuvo la distribución de bolsos con dinero

01/08/2018 11:44 hs
La información surgió de una de las anotaciones de Centeno, el chofer de Baratta y encargado de la logística para recolectar y entregar la plata, que se investiga si era proveniente de coimas.

"Hoy, 6 de mayo de 2013 vuelvo a escribir; después de la muerte de Néstor Kirchner que dejé de hacerlo". Una de las anotaciones que llevaba Oscar Centeno, chofer de Roberto Baratta, ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación y segundo de Julio De Vido, arrestado este miércoles en el marco de la causa en la que se investiga el manejo de bolsos llenos de dinero, de los repartos de plata que hacía, revela que la maniobra se interrumpió con el fallecimiento del ex presidente.


Centeno escribió de puño y letra, y con lujo de detalles, las direcciones de las empresas a donde iban a buscar los bolsos con millones de dólares y de los lugares donde los dejaba. A veces veía el dinero y otras veces suponía que había. O sus compañeros de travesía le contaban qué habían transportado.


Uno de los fragmentos de aquellas anotaciones -donde también se llegaron a registrar nombres de ex funcionarios, empresarios, y los montos abultados de dinero a distribuir- revela que entre 2010 y 2013 hubo un hecho que interrumpió momentáneamente la maniobra. El duelo por la muerte de Kirchner.


"Hoy, 6 de mayo de 2013 vuelvo a escribir; después de la muerte de Néstor Kirchner que dejé de hacerlo. Pensé que después del fallecimiento no se haría más el Valijero. Pero sí, disminuyó la propia frecuencia, con la diferencia que se recolecta dinero para el ministro De Vido y el propio Baratta", escribió el chofer del último en uno de los ocho cuadernos donde anotaba todo lo que hacía.


En ese escrito, Centeno admite que tuvo miedo de que lo descubran y perder su trabajo, pero algo lo motivó a continuar. "No quise anotar más, pero decidí hacerlo porque en una reunión que tuvo el ministro De Vido, Baratta y la Sra. Presidenta Cristina F. Kirchner, los instruyó para que sigan recaudando de las empresas para las próximas campañas electorales".


Según una investigación publicada por el diario La Nación, luego se registró otro impasse de dos años y recién en 2015 Centeno volvió a asentar todos y cada uno de los movimientos del delivery de bolsos con millones de dólares.


En junio de 2015, Centeno escribió: "Comienzo a registrar los retiros de dinero (después de dos años) porque considero que es increíble todo el tiempo que no lo hice. Dejo aclarado que de manera interrumpible (sic) se viene haciendo con las empresas que logran las licitaciones por obras y pagos por servicios prestados al Ministerio de Planificación y que por intermedio del Licenciado Baratta y Nelson Lazarte vienen recaudando. Dejo aclarado también que algunos de los retiros de dinero los hace el licenciado por dependencia propia y el resto para el ministro Julio de Vido".


En las anotaciones -que tiene en su poder la Justicia-, por orden de Baratta y otros ex funcionarios de Planificación, se dejaron bolsos en la casa de Néstor y Cristina Kirchner en la calle Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta. Y los recibía el fallecido secretario privado del ex presidente, Daniel Muñoz. También anotó que hizo visitas con Baratta a la Quinta de Olivos para entregar bolsos. En esos casos el ex funcionario entró manejando el auto y Centeno lo esperó afuera.


Este miércoles el juez Claudio Bonadio ordenó más de 15 detenciones luego de que ayer por la tarde fuera detenido Centeno. Entre los detenidos, según explicaron a Infobae fuentes policiales, se encuentran Baratta, Walter Fagyas, ex presidente de Enarsa y otros ex integrantes de la nómina del Ministerio de Planificación que encabezó De Vido.


En la lista figuran importantes empresarios ligados a los negocios de energía y obra pública que se manejaron desde las principales oficinas de Planificación.


Bonadio ordenó también la detención de Gerardo Ferreyra, dueño de Electroingeniería, una de las firmas que más creció durante el kirchnerismo y de Javier Sánchez Caballero, quien fuera gerente general de IECSA, la empresa constructora que perteneció a la familia del presidente Mauricio Macri.


En este contexto, el juez citó a indagatoria a la ex presidente Cristina Kirchner, entre otros ex funcionarios, en la causa que se inició a partir de las sospechas del transporte de bolsos con dinero en autos oficiales, maniobra que develó H.H., la ex mujer de Centeno.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...