lunes 22, octubre 2018 | Actualizado 04:15
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El polémico reto del jefe de la Bonaerense al marido de Lourdes Espíndola, la policía baleada: "Comportate como un hombrecito"

30/07/2018 08:52 hs
A Fernando, pareja de la mujer baleada en Ituzaingó y también policía, le llegaron reproches por los insultos que dio.

Fernando Altamirano, pareja de la policía baleada en Ituzaingó, dio un dramático testimonio del momento que vive luego de que a la joven de 25 años le decretaran muerte cerebral.


Quebrado, reclamó Justicia y reveló el particular diálogo que mantuvo con el jefe de la Policía Bonaerense, Fernando Perroni, quien lo retó por sus críticas a las autoridades ante las cámaras de televisión tras conocerse el caso de Lourdes Espíndola.


"Es cierto que el jefe de la policía me llamó la atención por lo que dije. Lo único que le planteé fue: 'Así como usted cuida a su personal...' Y él saltó prepotente y me respondió: '¿Qué te pasa, pibe?'. Yo después me acerqué y le ofrecí disculpas por haberle hablado así. Le quise entregar mi credencial. No me la quiso aceptar y me dijo: 'Comportate como un hombrecito'. Eso fue lo que pasó", reveló Fernando en una entrevista con Luis Novaresio.


Fernando, también miembro de la Policía, habló en shock ante las cámaras de televisión tras el ataque a su pareja y advirtió que iba a dejar la Fuerza.


"Laburo 24 horas todos los días. Soy policía hace cuatro años. No tengo auto. Tengo tres horas de viaje, de ida y vuelta. De sueldo no cobramos nada porque nos metimos en varios préstamos. Lo único que nos sustentaba era el adicional. ¿Cuánto dura el adicional? 12 horas, por las que me pagan 1700 pesos", reclamó.


"No quiero que nos dejen solos. Ni a la familia de Lourdes ni a la mía. Somos gente humilde, gente trabajadora. ¡No se puede vivir así, ya no se puede vivir así! ¡Las autoridades no nos escuchan, nadie nos escucha!", agregó.


"Me gustaría tener a esta persona que hizo esto y preguntarle por qué lo hizo. Que Dios lo perdone. Y que pague", concluyó Fernando.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...