martes 21, agosto 2018 | Actualizado 16:20
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Pericias confirmaron que el incendio en una confitería del centro de esquí La Hoya en Esquel fue intencional y sospechan de la RAM

25/07/2018 12:31 hs
Expertos que inspeccionaron el edificio encontraron ocho puntos con restos de acelerador de combustible líquido.

La principal hipótesis de la Justicia de Esquel es que el incendio de la confitería La Piedra del centro de esquí La Hoya, Chubut, fue intencional. Los investigadores ahora habrían puesto la mirada sobre un grupo de personas vinculadas al Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), liderada por el lonko Facundo Jones Huala, que estuvieron en la zona en los días previos al siniestro, según pudo averiguar Clarín.


"Nosotros trabajamos sobre hipótesis de incendio culposo, doloso y una hipótesis más", señaló a FM Del Lago de Esquel, el fiscal Marcelo Cretton. En la mañana de este miércoles la fiscalía se encuentra tomando testimonio a empleados del local destruido y del centro invernal. Según trascendió, los expertos que trabajaron entre los restos de la confitería se encontraron "ocho puntos con restos de acelerador de combustible líquido".


Existen otros dos escenarios, pero ahora comienzan a perder fuerza. En un principio se barajó la teoría de que desconocidos habían actuado por cuestiones de "revancha" o "venganza"vinculadas al mundo empresarial turístico de la zona. Por otro lado, originalmente se dijo que las llamas podrían haber surgido debido a una sobrecarga del sistema eléctrico.


Sin embargo, a medida que pasan las horas crece la hipótesis de que militantes radicalizados mapuches pudieron tener directa relación con los hechos. Se sabe de al menos dos personas, que tienen contactos con el lonko Jones Huala, fueron vistos en el sector en la última semana.


La Policía de Chubut ya tendría identificados a los sospechosos mapuches y en las próximas horas procedería a citarlos para que expliquen su presencia en el sector.


El incendio que destruyó la confitería La Piedra se produjo en la mañana del lunes, cuando el complejo aún permanecía cerrado.


En el siniestro no se registraron heridos.


Los Bomberos recibieron un llamado de alerta a las 8.15 y se dirigieron rápidamente hacia el lugar, pero cuando llegaron ya era tarde. El fuego había destruido el edificio.


Después del voraz incendio, el martes, el centro de esquí La Hoya, a 12 kilómetros de Esquel, reabrió sus puertas. Se esperaba que ese día arribaran a sus pistas más de mil turistas.


Como toda la Cordillera, la localidad vive una temporada fuerte y superaría el 60 % de ocupación.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...