martes 21, agosto 2018 | Actualizado 12:32
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Alerta en la ciudad de Buenos Aires por dos casos autóctonos de sarampión

20/07/2018 09:38 hs
Se trata de los primeros en el país desde el 2000. Recomiendan vacunar a los niños para evitar la enfermedad.
El Ministerio de Salud de la Nación emitió una alerta máxima epidemiológica tras detectar dos casos autóctonos de sarampión en la Ciudad de Buenos Aires. Los pacientes son dos bebés de 5 y 6 meses, respectivamente, que fueron atendidos en los hospitales porteños Ricardo Gutiérrez y Pedro Elizalde.

En lo que va del año, ya son tres los casos registrados de esta enfermedad. Se trata de los primeros en el país desde el año 2000.

Uno de los niños afectados vive en Capital Federal y el otro en la provincia de Buenos Aires. Ambos presentaron fiebre, exantema, tos y conjuntivitis, aunque "evolucionan favorablemente".

"Los casos se confirmaron por serología IgM y detección de genoma viral por PCR en orina y muestra respiratoria", detalló en un comunicado el Ministerio de Salud. Ahora las autoridades investigan la fuente de la enfermedad. 

En Argentina el último caso de sarampión endémico se registró en el 2000 y, desde entonces, se registraron un total de 32 casos pero todos se originaron en el exterior del país.

Ante este escenario, los equipos de salud instaron a la población a "verificar el estado de vacunación, sensibilizar la vigilancia epidemiológica de enfermedad febril exantemática y responder rápida y adecuadamente frente a la identificación de casos sospechosos".

"Hay una población susceptible tal que amerita una campaña extra. Debió hacerse en 2017 pero sigue retrasada", aseguró a Página/12 Nicolás Kreplak, ex viceministro de salud de la Nación y presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria. El residente en la CABA es un niño de 5 meses, y el de la provincia, una niña de 6 meses.

 

"Los dos afectacdos con sarampión son de 6 meses y menos, es decir no podían vacunarse. Es por eso que la vacunación del resto de la sociedad los hubiera protegido de enfermarse y es por eso que es una política pública que no puede desatenderse", agregó Kreplak.


Enviá tu comentario
Seguí leyendo...