lunes 22, octubre 2018 | Actualizado 05:57
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Luego de su entrevista, Georgina Barbarossa liquidó a Ari Paluch: "Me quiso agredir y se mostró soberbio"

19/07/2018 18:38 hs
La conductora quedó muy molesta con la actitud del periodista en su encuentro.

Ari Paluch eligió el programa de Georgina Barbarossa en Crónica TV para romper el silencio y hablar en detalle de las acusaciones públicas de acoso que le realizaron ex compañeras de trabajo en octubre del año pasado.

 

"Hay cosas de las que no me puedo hacer cargo porque no son reales" y "No se puede pedir perdón por lo que no hiciste. Yo no soy un acosador. Lo que sí pude haber sido es un tipo demandante, chinchudo, altivo, descortés. Algunos días sí, algunos días no", fueron algunas de las frases del periodista en Quedate con Georgina (Crónica TV, a las 12).

 

Pero la entrevista no terminó de la mejor manera y, en el cierre, Georgina le marcó su punto de vista: "No comparto tu manera de defenderte y hacer las cosas, pero está bien. Te respeto". Sin guardarse nada, Ari cerró: "Igual, me tiene sin cuidado tu opinión, pero no por soberbia".

 

Este jueves, la conductora brindó un móvil con Los Ángeles de la mañana (El Trece, a las 10:30) para brindar sus sensaciones luego del encuentro y explicar lo sucedido. "Ari Paluch se fue enojado", aseguró Barbarossa.

 

El momento que despertó la tensión entre entrevistado y entrevistador fue cuando Paluch le recordó a Georgina que cuando asesinaron a su ex marido, Miguel Lecuna, lo habían acusado infundadamente de ser "narcotraficante", buscando -sin suerte- generar empatía con su situación.

 

"Siento que Ari Paluch intentó chicanearme con el tema. Pensó que me iba a dar lástima", aseguró Barbarossa y dejó en claro que no compartió la defensa que hizo el periodista de las acusaciones que pesan sobre él. "¿Se notaba mucho que no le creí?", le preguntó Georgina a Ángel de Brito y a su panel en el programa.

 

Y agregó: "Si me maltrata, yo también lo maltrato. Siento que él pensó que yo era una tarada, simpática, pero que me subestimó. Yo iba a ir al hueso, porque además el género femenino va a tener todo mi apoyo".

 

"Me quiso agredir, mostró la hilacha", lanzó Georgina y concluyó: "Si él, que habla tanto de la espiritualidad y dio tanta cátedra, tuviera paz interior, habría contestado de otra manera".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...