lunes 17, diciembre 2018 | Actualizado 13:20
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Creen que los chicos atrapados en Tailandia ingresaron a la cueva por un "ritual de iniciación"

10/07/2018 09:47 hs
Es una de las hipótesis que se investigan. Tras tres días de operativo, lograron rescatar con éxito a todos los atrapados.

La cueva de Tham Luang es una de las más largas y profundas de Tailandia. No obstante, una advertencia deja muy claro que no se debe acceder a ella en temporada de lluvias.


Por ese motivo, muchos se preguntan si el entrenador de fútbol de los doce chicos atrapados en su interior, Ekkapol Chantawong, cometió una grave imprudencia al dejarles acceder y llevarles tan adentro.

El motivo por el que los chicos ingresaron a la caverna aún es un misterio.


Hay quienes sostienen que buscaban resguardarse de la lluvia, pero eso no explica que se adentraran varios kilómetros.


Otros aseguran que se trataba de un ritual de iniciación para los adolescentes, que tenían que alcanzar Playa Pattaya -donde quedaron atrapados- y escribir allí sus nombres. Que dejasen fuera su calzado parece confirmar esa teoría.


Esta versión, que corrió como un rumor en las horas posteriores a la desaparición, tomó fuerza en las últimas horas por el testimonio de uno de los rescatistas.


El buzo holandés Ben Reymenants habló con uno de los chicos atrapados quien le confirmó que entraron a la cueva como "una especie de ritual de iniciación".


Según publicó la cadena Sky News, Reymenants contó que los chicos dejaron sus mochilas y sus zapatos "antes de entrar y tratar de llegar al final del túnel, algo así como una iniciación para que los muchachos locales... escriban tu nombre en la pared y vuelvan".


"Pero una inundación repentina debido a una fuerte lluvia repentina los encerró", agregó.


Ekkapol Chantawong, el entrenador de 25 años que estaba a cargo del grupo el 23 de junio cuando ingresaron a la cueva, le hizo llegar una carta a los padres de los menores que estaban a su cargo cuando entraron a la cueva. En poquísimas palabras, sin excusas, pidió disculpas: "A todos los padres: ahora los niños están bien ...Y les prometo que me haré cargo de los niños lo mejor que pueda. Gracias por todos los que vinieron a ayudar. Y lo siento mucho por los padres. Gracias por todo el apoyo moral, pido perdón a todos los padres", escribió, en una carta que los rescatistas publicaron este sábado en el muro de Facebook de la marina tailandesa.


Los padres le respondieron dándole en conjunto su apoyo. "Entrenador, no te culpes. Los padres, las madres y todos queremos que estés relajado. Ninguno está enojado con vos. Todos te entienden y te envían los mejores deseos y coraje. Gracias por ayudarnos a cuidar de nuestros hijos. Vos entraste ahí con ellos y tenés que salir con ellos. Y debes salir sano", se lee en el mensaje.


Oscura, húmeda y peligrosa, la cueva es visitada habitualmente por muchos curiosos que la tienen entre los principales atractivos turísticos de la provincia de Chiang Rai, una región habitada por 1,2 millones de personas.


El lugar combina un entramado de angostos pasajes con cámaras más amplias, como en la que se resguardaron los 12 chicos junto con su entrenador.


Los equipos socorristas rescataron este martes a cuatro niños y su entrenador de fútbol, los últimos atrapados en la cueva Tham Luang en el norte de Tailandia, concluyendo con éxito la operación de salvataje.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...