martes 18, diciembre 2018 | Actualizado 22:39
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Otro golpe de la economía: cerró Perica, la tradicional hamburguesería de Palermo

04/07/2018 09:40 hs
El tradicional local estuvo durante 35 años en avenida Del Libertador y Sánchez de Bustamante.
A pesar de que en los últimos años, las hamburgueserías cobraron protagonismo en la Ciudad y su propuesta se diversificó abriendo locales nuevos, una de las más tradicionales debió cerrar: Perica, en Palermo Chico. Según trascendió, el motivo principal fue el alto precio del alquiler.

 

Desde hace un mes, el local ubicado en Libertador y Sánchez de Bustamante tiene las persianas bajas, que se levantan momentáneamente para retirar lo que queda de las instalaciones. Pionera en el estilo de hamburguesería americano, durante 35 años fue parada obligada de los fans de la carne entre dos panes.

 

Pero, hace dos años, sus dueños emprendieron lo que llamaron un "lavado de cara" no sólo del local, que fue reformado, sino también del menú y el servicio. Buscaban ajustarse "a la exigencia del nuevo consumidor", explicaron en su sitio web. O, traducido, hacerle frente al boom de las hamburgueserías "gourmet".

 

Para eso, lanzaron una carta que incluía hamburguesas de salmón con palta y alcaparras, y otras de carne con pan pita, además de mantener sus variantes tradicionales. Pero la apuesta no bastó y el local cerró. Por ahora se desconoce si abrirá en otro punto de la Ciudad. Tampoco si realmente conviene: su ubicación privilegiada hacía a gran parte del encanto.

 

 "El punto es muy estratégico. No sé si cambiando de ubicación seguirá funcionando igual", explicó a este diario Alejo Pérez Zarlenga, fundador de la hamburguesería Williamsburg y antiguo cliente de Perica. "Es una pérdida importante, son negocios que tienen historia y está bueno que Buenos Aires tenga sus clásicos", agregó el empresario, que destacó que "la facturación que tenemos en el rubro sigue siendo la misma ahora que en diciembre, pero todo aumentó un 20% o 30%".

 

Para Leandro Volpe, periodista gastronómico y autor del libro "101 hamburguesas que tenés que probar antes de morir", en Perica "pensaron que 'mejorar' era tener más variedad cuando la clave estaba en la calidad. El error fue no hacer sabido identificar lo que pedía el público. Pensaron que hamburguesa gourmet equivalía a hamburguesa sofisticada, cuando lo que quiere el público simplemente es una bien hecha, sin necesidad de que haya demasiadas cosas raras".

TAGS
perica,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...