viernes 25, mayo 2018 | Actualizado 15:30
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Olivos intranquilo: a pesa del alivio de la baja del dólar, hay expectativa por lo que ocurrirá el lunes

05/05/2018 09:36 hs
Caputo dijo que el mercado respondió mejor de lo que esperaban. Como hace en los días de crisis, Macri mandó a cada ministro a seguir en sus temas.

"Salió bien. Mejor de lo que esperábamos, incluso", dijo el viernes al mediodía en la Quinta de Olivos Luis Caputo. Los signos de alivio en la cara del ministro de Finanzas, que se preparaba para almorzar en el edificio de Jefatura de Gabinete con Gustavo Lopetegui y otros funcionarios, se habían instalado un rato antes, cuando el dólar arrancó con tendencia descendente tras el anuncio de la suba de la tasa de referencia del Banco Central y la conferencia de prensa que él mismo había dado junto a Nicolás Dujovne en el Ministerio de Hacienda.


El Gobierno ganó tiempo a un costo muy alto. Tiene 90 días por delante para demostrar que está decidido a bajar el déficit fiscal, y a recuperar protagonismo en el impulso de reformas claves que fueron rechazadas en el Congreso. Por supuesto, sacrificó una parte del crecimiento de este año. La economía va a estar trabada con estas tasas.


Dujovne y Caputo viajaron hasta Olivos, donde los esperaba Mauricio Macri para la reunión de coordinación del Gabinete que les toca cada viernes. En ese encuentro se dedicaron a repasar el impacto de las medidas de Federico Sturzenneger y la ratificación de que el Gobierno sobrecumplirá la meta de reducción del déficit fiscal prevista para este año. Con la mejora en el mercado a la vista, Macri dijo en ese encuentro lo que suele decir en los momentos de tensión: "Sigamos trabajando cada uno en lo nuestro".


Para reforzar esa idea entre sus propios ministros, a los pocos minutos el Presidente recibió junto al secretario general de la Presidencia Fernando de Andreis a los representantes de la Asociación Civil Andar, que llevarán un equipo de jóvenes con discapacidad a un torneo que se hará junto al Mundial de Fútbol de Rusia, un evento que, muy a su pesar, Macri ya tiene casi descartado de su agenda de viajes.


A esa misma hora, en Olivos recién empezaban a convencerse de que esta vez sí las medidas del BCRA -luego de dos intentos fallidos- habían alcanzado para calmar al mercado local y a Wall Street. "La verdad es que esto todavía no terminó. No sabemos todavía donde está el equilibrio", admitió ante Clarín en ese momento un funcionario del gabinete con una mirada un poco más escéptica que la de los ministros del equipo económico.

 

Igual que en la conferencia de prensa de Dujovne y Caputo, en privado los funcionarios de Macri insisten con que el "ruido local" que potenció el fortalecimiento del dólar a nivel global se originó en el avance del proyecto de la oposición para limitar con una ley la suba de las tarifas de los servicios públicos.


En ese punto, el Gobierno ya se resignó a ser espectador de lo que decida la oposición el miércoles en la Cámara de Diputados. Luego de participar en varias de las reuniones que hubo por la mañana en Olivos, Rogelio Frigerio pasó la tarde en el Congreso.


 Entre otros despachos, el ministro del Interior visitó el del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el del jefe del bloque de los senadores del PJ dialoguista, Miguel Ángel Pichetto. Según fuentes legislativas que conocen el contenido de esas reuniones, Frigerio salió convencido de que no hay forma de modificar el proyecto de la oposición sobre tarifas en la cámara baja.


"Ahí ya perdimos. Vamos a tratar de modificarlo en el Senado. Al menos conseguimos un acuerdo con el peronismo para que ese mismo día se trate la Ley de Mercado de Capitales, que es lo que necesitamos para que nos mejore la calificación del mercado bursátil y pasemos a ser considerados como economía emergente", explicó anoche uno de los operadores del oficialismo en el Poder Legislativo.

 

En Diputados, Frigerio pidió que en la sesión del miércoles próximo se trate en primer término Mercado de Capitales, luego una ley que evita la doble imposición con Brasil, después el proyecto de Defensa de la Competencia y, por último, el proyecto opositor de tarifas. En el bloque oficialista admitieron que será prácticamente imposible cumplir con esa lista de pedidos completa y que se contentarán con que se convierta en ley la regulación del circuito financiero.


Si, luego de la aprobación en Diputados, el Gobierno no logra modificar en el Senado el tope a la suba de tarifas, Macri buscará neutralizar esa ley. El Presidente mandó a sus ministros a difundir que la vetará, pero ayer en Olivos admitían que eso fue más una estrategia dirigida a mostrar hiperactividad y decisión ante el mundo financiero que una decisión tomada. "También podemos buscar un juez que declare la ley inconstitucional, porque fijar tarifas es una atribución del Ejecutivo", advirtió un secretario de Estado ante Clarín.

TAGS
suba dolar,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...