sábado 18, agosto 2018 | Actualizado 07:02
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
#ExclusivoDV

Le salió al revés: las pruebas del juicio que perdió el Pocho Lavezzi contra Mariana Diarco

04/05/2018 15:43 hs
Él le mandaba fotos obsenas y la hostigaba. Sin más que hacer, ella lo contó públicamente y recibió una demanda, que años después ganó.
María Clara Rositano
Por María Clara Rositano
Periodista

Por María Clara Rositano

@ClariRositano


Si a Mariana Diarco le nombran a Ezequiel Lavezzi su reacción es instantánea: se toca su mama izquierdo, cual cábala del fútbol, como si fuese "mufa", pero no lo hace por alguna cuestión deportiva sino por todo lo que sufrió a causa del jugador de la Selección Argentina.


Todo comenzó cuatro años atrás, en 2014, cuando estaba peleada con su actual pareja y padre de su hijo, el cantante de cumbia "El Dipy". Ella y el Pocho intercambiaban mensajes por teléfono y videollamadas por Skype.


Es de público conocimiento que él se encontraba en pareja con Yanina Screpante, y que actualmente persisten, a pesar de los numerosos rumores de separación y engaño.


Después de estar un tiempo alejada del Dipy, Mariana decidió volver a apostar al amor. Eso mismo le comunicó al Pocho, terminando el vínculo que mantenían. "Ahí empezó su acoso. Empezó a mandar cosas obscenas de un día para el otro, a cualquier hora", contó en diálogo con DiarioVeloz.


Como los mensajes no cesaban, la vedette decidió exponer públicamente al jugador a través de las redes sociales. "Lavezzi inicia una denuncia por extorsión para allanarme y quitarme el material, los videos que tenía de él, pero no pudo". Todo siguió su cauce judicial, donde Diarco fue sobreseída en segunda instancia en septiembre de 2017.


      Embed

En agosto salió el primer fallo, también a su favor, pero los apoderados del futbolista apelaron la medida.


A Diarco le propusieron iniciar entonces una demanda por daños y perjuicios pero prefirió no hacerlo. "No buscaba un resarcimiento económico sino que no me molestara más", reconoció. Así es que todo lo legal -llevado adelante por el abogado Mariano Lizardo- está terminado después de un extenso desarrollo que la puso un tanto incómoda y nerviosa.


"Fue un proceso largo que demandó mucho tiempo, con un bebe chiquito, pero fue la manera correcta de hacer las cosas. Cuando se armó todo el conflicto me di cuenta que no estábamos preparados como sociedad para abordar el tema con seriedad por eso elegí ir callada por la vía legal yo siempre estuve tranquila de que todo lo que dije es verdad", reconoció Mariana.


      Embed

Y agregó: "Sentí que se hizo Justicia. Después, él mismo puso en las redes sociales que nunca fue a juicio conmigo pero si él es feliz diciendo que nunca fue a juicio, que no me conoce, mintiéndole a su familia y a sus amigos eso queda en su conciencia. Yo hice las cosas bien, fui callada, por la vía legal que era donde tenía que ir. Cada uno sabe cómo hizo las cosas".


Acerca del porqué cree que Lavezzi reaccionó así, reconoció: "Son personas que no están acostumbradas al no, nunca recibieron un no como respuesta y eso es lo que lo hizo enloquecer de alguna forma. No creo que le haya hecho mal que yo no quiera hablar más con él sino la respuesta en sí".


Ahora, en el hogar familiar el tema se toca más relajado y con una pizca de humor, después de todo el sufrimiento que conllevó.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...