miércoles 15, agosto 2018 | Actualizado 04:24
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El desalentador parte de salud de la oficial agredida en el ataque a la comisaría 1ª de San Justo

03/05/2018 21:23 hs
La sargento de la Policía bonaerense fue baleada el lunes último en la comisaría 1ra. de San Justo.

La sargento de la Policía bonaerense Rocío Villarreal, quien fue baleada el lunes último en la comisaría 1ra. de San Justo durante un ataque organizado por la novia de un preso, fue intervenida nuevamente. "Tiene un daño importante en su médula ósea", explicó el director del Centro Médico Fitz Roy de Villa Crespo, en cuanto a su futuro.


Lamentablemente, esto hace que el pronóstico para la recuperación de su movilidad en las piernas no sea bueno, según el nuevo parte médico.


Hay "un daño medular importante pero que no es total" porque no tiene una sección total afectada, "lo cual hubiese sido absolutamente imposible de solucionar".


"Se descomprimió la médula porque el edema que tenía, la hinchazón, imposibilitaba que esa médula se repare, se limpió toda la zona por los peligros de infección y se sacaron esquirlas" del proyectil que la hirió.


Las vértebras alcanzadas por la bala están lesionadas en un importante porcentaje aunque "queda una parte anterior que todavía es viable y puede haber algunos nervios que puedan conservarse", aunque aclaró que los mismos "no se regeneran ni se pueden suturar".


"También está dañado el 'envoltorio' de la médula, la membrana, de la cual se hizo un injerto para tratar que no entre una infección ni pierda líquido cefalorraquídeo, por lo tanto se emparchó, se descomprimió y se estabilizó con dos láminas que toman algunas vértebras desde arriba y otras desde abajo para que el lugar que falta no quede desocupado y la columna se tuerza", precisó Mario Schusterhoof.


Y agregó: "En nuestra clínica tuvimos varios baleados de esta manera y con este mismo problema, incluso con secciones completas de la médula dañada, y han recuperado gran parte de sus movimientos con ayuda de muletas".


"Ella está bien, lúcida, me contesta todo, y diariamente está siendo atendida por psicólogos y psiquiatras, porque es muy importante tratar el síndrome postraumático", concluyó.

 

 

 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...