domingo 22, julio 2018 | Actualizado 18:41
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Quién es "el Rey de Reyes", el nuevo detenido por los abusos en las inferiores de Independiente

13/04/2018 16:26 hs
Hay testimonios que hablan de presuntos videos pornográficos, orgías y prostitución infantil.
Por Gustavo Grabia (extraído de Infobae)

Un hotel propio en la zona de Los Cardales y una cartera de más de 100 chicos representados desde la firma Fútbol Soccer SA. Pruebas en clubes donde se contactaba con menores de 12 a 17 años.

Un mundo gigantesco de conexiones que llegaba a países limítrofes y hasta a jugadores jóvenes de Colombia y Ecuador. Alberto Ponte, más conocido como Tito Rey de Reyes, es la punta de un ovillo que espanta.

Porque si bien por ahora sólo está acusado del delito de grooming (acoso sexual vía redes sociales), cuya pena es de hasta cuatro años de prisión, algunos testimonios de los jugadores de Inferiores de Independiente hablan de presuntos videos pornográficos filmados en un departamento de Belgrano R., de orgías que se habrían realizado en el hotel alojamiento de Floresta allanado y de reuniones con al menos cuatro chicos al mismo tiempo que cobraban dinero por satisfacer sus deseos.

Y según los propios investigadores de la Justicia a partir del material allanado, su caso es el más antiguo de todos: las presuntas relaciones con los menores datan como mínimo de 2013, cuando frecuentaba con cierta asiduidad los partidos de los pibes del Rojo.

Si bien cayó esta madrugada, Tito estaba siendo investigado desde el mismísimo momento en que Independiente hizo la denuncia por abuso sexual, hace ya 16 días. Porque su apodo surgió en las primeras testimoniales tomadas a los jugadores, que fueron 60 en apenas dos jornadas. Claro que ninguno lo acusaba formalmente de los hechos delictivos, por lo que la Justicia comenzó una tarea de hormiga para cercarlo.

Y empezaron a asustarse. Porque Ponte tenía relación con cientos de chicos bajo la fachada de Fútbol Soccer SA.

Y que ofreciera las instalaciones del hotel de Cardales para traer divisiones enteras del Interior a probarse a Buenos Aires, era llamativo. El predio cuenta con canchas de fútbol, habitaciones y un spa de buenas dimensiones. Y hasta la conexión con un pastor religioso, que se hace llamar el Padre David.

Con estas perspectivas, el trabajo se centró en monitorear todos sus movimientos. Hasta que nuevos testimonios en Cámara Gesell permitieron ir directamente a detenerlo mientras que se hicieron múltiples allanamientos buscando el material fílmico del que hablaron varios testigos.

Ponte no sería el único apuntado: en las próximas horas irán detrás de otra persona que estaría involucrada en la misma maniobra y se presentaba como un administrativo de fútbol infantil y buscador de talentos.

La investigación, como se remonta en su caso a 2013, involucra a jugadores que ya llegaron a Primera División. De hecho hay nombrados en su caso futbolistas que militan en equipos de Misiones, Córdoba y el Gran Buenos Aires.

Habrá que ver si a la hora de testimoniar, estos jugadores ya formados deciden contar sus experiencias que quedaron reflejadas en algunas redes sociales, o ante la posibilidad de un escándalo mayúsculo optan por lo contrario.

Según creen en el Polo Judicial de Avellaneda, la transacción se hacía bajo los mismos parámetros que usaban los otros detenidos en el caso: dinero en efectivo y ropa de primera marca. Algo que muchos chicos no dimensionaban como un abuso, según los propios testimonios que se verificaron ante los psicólogos judiciales.

"Era una manera para ellos, que venían de contextos socioeconómicos muy vulnerables, de hacerse plata fácil. Pero las huellas del abuso quedan marcadas y aparecen más temprano que tarde", le dijo a Infobae una de las personas que participó de las entrevistas.

El caso de los abusos de Independiente suma así un eslabón más de una cadena que amenaza con ser aún más grande a partir del próximo lunes. Porque para esa fecha se espera la llegada de las primeras pericias preliminares sobre 282.000 contactos telefónicos y por redes sociales que se están auditando en este momento, de los 60 teléfonos de los chicos de Inferiores de Independiente que estaban viviendo en la pensión del club.

Allí hay muchísima información de valor y aquellos números que tengan contactos con varios chicos, deberán testimoniar sobre su relación. Y en la Justicia estiman que muchos podrían tener problemas para dar explicaciones convincentes.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...