viernes 20, abril 2018 | Actualizado 19:01
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Declaró Enrique Blaksley, el "Madoff argentino", y se entregaron más prófugos de la causa

11/04/2018 21:25 hs
El empresario fue detenido, acusado de la mayor estafa en la historia de Argentina y de Latinoamérica.

El empresario Enrique Blaksley Señorans, detenido ayer como acusado de la mayor estafa en la historia argentina, realizó esta tarde una exposición de alrededor de una hora ante la jueza federal María Servini y se aprestaba a contestar preguntas en el marco de su indagatoria, informaron fuentes judiciales.


En tanto Federico Dolinkué, socio minoritario de Hope Funds se entregó a la Justicia. Había presentado un pedido de exención de prisión, que fue rechazado. Lo mismo hizo Verónica Vega -su cuñada-, acompañada por su abogado.


Blaksley, conocido como el "Madoff argentino", presidente de la firma Hope Funds, fue detenido este martes en su casa de Pacheco, acusado de múltiples y millonarias estafas a inversores.


La estafa de la que se acusa al empresario podría ser la mayor en la historia argentina e incluso de Latinoamérica, por los montos involucrados y la cantidad de damnificados quienes, en general, eran ahorristas de clase media que querían invertir entre 5.000 y 30.000 dólares.

 

Los abogados Gonzalo Romero Victorica y Víctor Varone, que entre ambos representan a unos 250 inversores estafados, aseguraron a Télam que los damnificados son en su mayoría de Buenos Aires, pero también hay de Córdoba, Mendoza, Entre Ríos e incluso de Uruguay.

 

Romero Victorica explicó que, para captar a los ahorristas, Blaksley "armó el sistema friends-family, que consiste en que los vendedores o productores contacten a familiares, amigos o conocidos para que hagan una inversión de la que incluso ellos mismos participaban".

 

"El sistema de publicidad mostraba que Blaksley era exitoso y hacía inversiones, como traer a jugar a Roger Federer o a correr a Usaín Bolt con el Metrobus. Entonces la gente confiaba", sostuvo el abogado, quien estimó que hay dos mil damnificados de los cuales 300 hicieron la denuncia judicial.

 

Según Romero Victorica, entre los ahorristas que representa, unos 200, "hay gente de clase media que invertía montos de entre cinco y treinta mil dólares que tenían ahorrados o habían cobrado una indemnización por despido o una herencia".

 

"Nosotros lo llamamos el fraude a la segunda oportunidad, porque es un fraude a la vida", destacó y sostuvo que "sin dudas esta es la estafa más importante de la historia argentina".

 

Por su parte, Varone, que tiene entre sus clientes a medio centenar de damnificados, sostuvo que a partir del sistema friends-family también hay promotores de la propia firma estafados porque "no había ningún tipo de control, ya que esto no era un banco ni una financiera, pero manejaba millones de dólares".

 

El letrado, que estimó que los damnificados podrían llegar a 10.000, pidió que la gente que aún no se presentó lo haga ante el juzgado de María Servini de Cubría, aunque el dinero que haya invertido no estuviera declarado y siempre y cuando no haya sido mal habido.

 

Varone sostuvo que sus clientes habían invertido alrededor de 10.000 dólares en promedio, pero también hay gente que participó en emprendimientos inmobiliarios como el complejo de departamentos Antares de Nordelta, en Tigre, para lo cual Blaksley les hacía pagar unos bonos llamados BPI.

 

"Incluso este hombre decía que iba a asociarse y a comprar la imagen del payaso Plín Plin, no es un chiste, y a algunos les sacó algunos pesos con eso. También lo hizo con el café Messi pero el padre (del futbolista) no aceptó", remarcó.

 

Como al principio los ahorristas cobraban los dividendos que les prometían, continuaban invirtiendo, pero luego dejaron de hacerlo y ahí comenzaron a llover denuncias contra el empresario en todo el país, las cuales ahora podrían quedar unificadas en el juzgado de Servini.


Fuente: Télam

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...