jueves 19, abril 2018 | Actualizado 12:46
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Lanzaron el cadáver de una joven en la entrada de un hospital y huyeron: hay un detenido

02/04/2018 19:05 hs
Ocurrió en Bahía Blanca. "La pasaron de droga y la mataron", denunció su madre. Detalles macabros.
El cadáver de María Sol Bruna, una adolescente de tan sólo 16 años, fue abandonado en la guardia del Hospital Español de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca. De momento, hay un solo detenido por el hecho, mientras Gloria, la madre de la chica, manifestó que "la pasaron de droga y la mataron".

La autopsia practicada sobre el cuerpo de la víctima en la Morgue Judicial complicó la situación del detenido, de nombre Luis Nicolás Martínez, ya que el estudio arrojó que la muerte de María Sol se produjo a las 7 de la mañana, momento en el que el acusado, a bordo de un Gol Trend, habría dejado el cuerpo de la joven en la entrada del nosocomio bahiense en horas del mediodía.

"Es evidente que se quería deshacer del cuerpo. Le vamos a imputar que la dejó en una situación de desamparo y que no le brindó la asistencia necesaria", expresó Marcelo Romero Jardín, fiscal encargado del caso.

Según la pericia, la adolescente murió como resultado de un edema pulmonar agudo y un shock cardiogénico, producido por una sobredosis, aunque aún se desconoce de qué sustancia.

Además, el fiscal mencionó que existe una filmación, de las 4 de la mañana, en la que se ve a Martínez saliendo de un cajero automático, acompañado por María Sol. El acusado declaró ayer por más de tres horas ante el fiscal Romero Jardín. Martínez contó que se dio cuenta de que la chica estaba mal cuando convulsionó por primera vez, alrededor de las 6.30 de la mañana, y que luego intentó llevarla a diferentes hospitales de Bahía Blanca. Según su testimonio, primero la llevó al Italiano, donde le dijeron que para atender a una paciente sin obra social debía pagar 1.000 pesos, una suma que él no disponía en ese momento. Luego refirió que la trasladó al Hospital Regional Doctor José Penna y, por último, al Español.

En todo momento, Martínez se justificó diciendo que "tenía miedo" y que se había "bloqueado". Ese argumento fue el que también utilizó para explicar por qué huyo tras abandonar a María Sol en la guardia del nosocomio ubicado en Estomba 575. "Perdí la noción del tiempo", explicó sobre la diferencia horaria entre el fallecimiento y el momento en el que intentó dejarla en el Español.

Martínez reconoció que habían estado consumiendo drogas y alcohol y que mantuvieron relaciones sexuales, pero dijo que fueron consentidas, ya que no era el primer encuentro entre ambos. El fiscal mencionó que le pedirá al juez de Garantías la conversión de aprehensión a detención y que la pena para este tipo de delitos va entre los 5 y los 15 años.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...