domingo 22, julio 2018 | Actualizado 02:06
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

En qué parte de Argentina podría caer la estación espacial china

31/03/2018 16:33 hs
"Los riesgos son ínfimos", dijeron desde la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación.
La Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación salió a aclarar que el riesgo de que la estación espacial china caiga en la Argentina es "ínfimo". Varios puntos del país se encuentran en las trazas donde podrían precipitarse algunos fragmentos.

"La Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación como Secretaría Permanente del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR) ha sido informada por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) acerca del posible reingreso a la Tierra de fragmentos de la estación espacial china TIANGONG-1, que se produciría entre el sábado 31 de marzo y el domingo 1 de abril", anuncia el inusual comunicado difundido por el Ministerio.

Posteriormente la Agencia Espacial Europea, que monitorea el trayecto de la nave, advirtió que cae más lentamente de lo previsto en un primer momento y que su entrada a la atmósfera se produciría entre el domingo a la noche y el lunes a la mañana.

El Ministerio de Seguridad argentino aclaró que "los peligros son bajos" de que se precipiten restos en el país, pero que "el fenómeno existe". Por eso, dieron una serie de advertencias y cuidados recomendados para todos aquellos que vivan en las zonas donde podría ocurrir.

Los más probable, explican, es que en el Hemisferio Sur el material vaya directamente al mar. Además, aclararon que el territorio continental argentino "es el 0,35% de la superficie del planeta que puede ser impactada por fragmentos de la estación espacial". Y de ese 0,35 % solamente algunas franjas están en riesgo de ser impactadas.

"De acuerdo con la trayectoria calculada el reingreso de los fragmentos se producirá en una franja de nuestro planeta comprendida entre los paralelos de 44° Norte y 44° Sur, abarcando una extensión de continentes y océanos que, en el continente americano va desde las cercanías del límite entre Canadá y los Estados Unidos y la Península Valdés o entre España y Sudáfrica", informaron.

Dónde podría caer

Hay cinco trazas o líneas imaginarias que atraviesan el territorio nacional, donde recomiendan estar en alerta. Los horarios para este sábado, antes de que la ESA comunicara sus nuevos cálculos sobre la caída de la estación, eran los siguientes:

  • Traza 1 (pasa por Corrientes, Chaco, Santiago del Estero, Salta y Jujuy): el período de alerta es de 4 minutos y 19 segundos, a partir de las 16 horas, 6 minutos y 40 segundos.


  • Traza 2 (en el Sur de la Provincia de Buenos Aires, La Pampa y Mendoza): 4 minutos y 19 segundos, a partir de las 17 horas, 39 minutos y 40 segundos.


  • Traza 3 (el Norteste de Chubut, Río Negro y el Sur de Neuquén): 3 minutos y 39 segundos, a partir de las 19 horas, 12 minutos y 30 segundos.


  • Traza 4 (el Norte de Chubut): 3 minutos y 39 segundos, a partir de las 20 horas, 44 minutos y 40 segundos.


  • Traza 5 (Provincia de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro, Neuquén): el período de alerta es de 4 minutos y 19 segundos, a partir de las 22 horas, 16 minutos y 50 segundos.


  • Traza 6: el período de alerta es de 3 minutos y 39 segundos, a partir de las 23 horas, 50 minutos.


Las recomendaciones


Desde el Ministerio, recomiendan una serie de medidas de "autoprotección". Aunque aclaran que como "eventos de este tipo y casos reales de impacto en tierra firme son bastante raros", no existen medidas consensuadas internacionalmente.

Es poco probable que los fragmentos causen daños de edificios, por lo que se consideran más seguros que los lugares abiertos. Sin embargo, es recomendable mantenerse alejado de ventanas y puertas de vidrio.

Dentro de los edificios de ladrillo, los lugares estructuralmente más seguros para posicionarse durante el eventual impacto son debajo de las bóvedas de los pisos inferiores y de las puertas insertadas en los muros de carga (los más gruesos). Para los edificios de hormigón armado, cerca de las columnas o de las paredes.

Es poco probable que los fragmentos más pequeños sean visibles antes del impacto y algunos fragmentos grandes podrían sobrevivir al impacto y contener sustancias químicas corrosivas. Por lo tanto, se recomienda a cualquier persona que vea un fragmento, que no lo toque y se mantenga a una distancia mínima de 20 metros. Hay que informar a la Policía o a la Fuerza Federal (Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía Federal o Policía de Seguridad Aeroportuaria) más próxima.

(Fuente: Clarín)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...