lunes 23, abril 2018 | Actualizado 12:35
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
Reseña

La resurrección de los X-Files: no es un completo desastre, sigue viva y gracias a un cachetazo de nostalgia

30/03/2018 08:31 hs
Después de 25 años, la serie ícono de los 90 volvió con dos nuevas tenporadas que prueban la fuerza de los Expedientes. No contiene Spoilers o adelantos.

Los regresos de las series pueden traer un peligro bajo la manga, mucho más si vuelven después de 25 años, en un Nuevo milenio y luego de consagrarse como un icono de su época, como fueron los X-Files o Expedientes Secretos en la década de los 90. No contiene spoilers o adelantos.

 

En 2016 FOX nos dio una probadita de seis capítulos pero el director que le dio vida a los  Expedientes Secretos, Chris Carter, se decidió por una temporada 11 que termino hace unos días y, según los rumores, sería la última, después de la negativa de Gillian Anderson (Scully) de continuar con su papel.


      xfiles2.jpg

"¿Cuál es el objetivo de todo esto, destruir a un hombre que busca la verdad o destruir la verdad para que ningún hombre pueda encontrarla? De todas formas, ustedes perderán".

 

Lo que alguna vez hizo de los X-Files algo maravilloso, esta vez pudo parecer insostenible para muchos. El regreso en 2016  fue muy criticado pero logro llevar al espectador a ese lugar que estaba esperando. Nadie imaginó a Mulder y Scully con celulares, ropa más ceñida y usando internet, y aun así, logró no deshonrar a la nostalgia y la mantuvo latente.


      xfiles14.jpg

Un buen condimento de la décima temporada fue poder conocer a estos dos agentes del FBI por separado. Una introspección a sus vidas personales que llevaron a develar secretos de una trama que estuvo dos décadas al aire.

 

A partir de allí hubo un cambio de paradigma a partir de conocer al famoso "Fumador" y la intricada esencia del personaje, y hasta conocer su rostro, que abre una nueva dimensión de hechos desconocidos que se atañan al libreto.


      xfiles5.jpg

"Lo perdí. No sé qué más puedo decir. Lo perdí a él. Me preguntarán lo que vi. Y lo que vi no lo puedo negar. No lo negaré". 

 

En este Segundo regreso en 2018, definitivamente hubo cosas que fueron difíciles de hilar entre algunos capítulos. Mulder y Scully se encontraron con tantos personajes. Y vicisitudes. Los vimos correr de un lado al otro y terminar moviendo al espectador del foco. Cada episodio fue rápido y no dio demasiado respiro para asimilar la información y volver a conectarla. Sin embargo, hubo algunos que nos llevaron a escenarios lúgubres y oscuros. Misterios  que pudieron mantenernos al filo del asiento. Escancias tan características de la serie original.


      xfiles9.jpg

El rol de Skinner parece traicionar la confianza de los agentes que tanto ha acompañado pero las dudas, la complicidad, la estrategia, se enredan y queda algo incierto el punto en el que  paso de la no confianza a la confianza

 

Sobre el final de algunos capítulos, quede realmente desencajada, mirando fijo los créditos. Entre guiños humorísticos, información confidencial y la actitud de algunos personajes, no termino de quedar claro el objetivo de una hora de escenas. ¿Era un chiste o un capítulo que no tenía que estar allí?.

 

"Los sueños son las respuestas de hoy a las preguntas del mañana". Esa es una cita de Edgar Cayce. Fue llamado el "profeta dormido". Al igual que tú, recibió visiones en un estado hipnótico. Y él creía que esas visiones eran mensajes enviados”.


      xfiles7.png

La serie tuvo algunos desarreglos a pesar de mantener a varios de sus productores y escritores originales. La civilización está en sus etapas finales, pero esta conspiración para terminar con la humanidad no fue del todo clara o consistente a lo largo de la temporada. El rol de William (ya sabrán quien es), es muy importante pero no logra destacar o provocar una gran intriga al momento en que lo conocemos. Su aparición sí, es una gran revelación.

 

Seria mentira decir que escuchar esa música de la intro después de tantos años, no nos erizo la piel una y otra vez. Ver el famoso poster de Mulder de "I want to believe" fue muy satisfactorio. La pareja jamás perdió esa complicidad que siempre los caracterizó. En el fondo, siempre mantuvo esa mística tan novedosa, solo hay que saber apreciarla en los hechos más singulares.


      xfiles

      Embed

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...