viernes 20, abril 2018 | Actualizado 22:54
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Quiso comprar un auto por Internet, lo estafaron, fue a la Justicia y lo terminaron culpando a él

29/03/2018 10:09 hs
Para los jueces el fraude era evidente y el cliente no tomó precauciones básicas. Fue víctima de su torpeza, afirmaron.

¿Estás de acuerdo con la decisión de la Justicia?

Si 
No 
No sabe / no contesta 
Si
 
33.33%
No
 
66.67%
No sabe / no contesta
 
0%

Siempre hay un dejo de desconfianza a la hora de comprar algo por Internet. El temor a recibir algo distinto o directamente a ser víctima de un engaño es un pensamiento que puede aparecer antes de aceptar una operación comercial online. Sin embargo, a pesar de ese escepticismo inicial, y debido a mayores ofertas y comodidad, muchos optan por realizar sus compras por ese medio, sin miedo a ser estafados, o engañados.


Por lo menos, así queda reflejado en un estudio que hizo la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), el año pasado, donde asegura que las ventas por Internet aumentaron un 20%en el primer semestre de 2017 (comparado con el mismo período de 2016).


Comprar por internet, no obstante, puede ser riesgoso. Por eso hay que estar atentos y no dejarse engañar por ofertas falsas, que prometen la panacea. Por ejemplo, en la web Mercado Libre, pueden encontrarse avisos de autos cero kilómetro a precios irrisorios: un Fiat Argo 1.3 Drive, 2018, a $ 20.000, cuando en realidad su valor de mercado supera los $ 300.000.


En este caso, el precio ya delata el intento fraude. Sin embargo, ¿qué pasaría si uno es engañado y compra un auto que sólo existe en los bits de la plataforma comercial?


Ya existe un caso. Recientemente, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de Capital Federal dictó un fallo sin precedentes en el país y que puede servir como modelo para procesos similares en el futuro. Se trata de una estafa que ocurrió a través de Mercado Libre con la compra de un vehículo. La víctima se llama Esteban Kosten, quien en 2013 compró un auto que se ofertaba en esa página, a muy bajo precio: nunca lo obtuvo.


Según el fallo, firmado por los jueces Gerardo Vassallo, Juan Garibotto y Pablo Heredia, el demandante había visto el coche en un aviso online. El supuesto vendedor, entonces, le pidió que pagara todo el monto, más gastos de entrega y gestoría, con giros internacionales con intervención de una empresa local.


Pero nunca le entregó el vehículo. La víctima fue entonces a la Justicia para reclamar que Mercado Libre le devolviera el dinero, más una indemnización por daño moral.


Kosten, en su demanda, alegaba que el sitio de comercio online le había indicado por mail realizar la operación por medio de una empresa local llamada "Mercado de Pago" y que le había recomendado cubrir una suma de "gastos de entrega y documentación".


La demanda, sin embargo, fue negada en primera instancia y esa decisión después fue confirmada por la Cámara Comercial. Los camaristas entendieron que el sitio web, como mero intermediario, no tuvo la culpa por lo que pasó.


"No hay prueba de que Mercado Libre S.R.L. con anterioridad a la fecha de la operación hubiera tenido conocimiento efectivo de una ilicitud en ciernes", dice el fallo. Aseguró que la página "se comportó como un simple sitio de alojamiento de datos (hosting)" y que "no realiza una función de corredor, es decir, no se obliga ante una parte a mediar en la negociación y conclusión de uno o varios negocios".


De esta forma, los camaristas entendieron que el comprador fue "víctima de su propia torpeza" por no darse cuenta de la estafa, pese a múltiples indicios en ese sentido. Consideraron, además, que no tomó los recaudos debidos para una operación de este tipo. Por eso, no sólo no le dieron nada, sino que tendrá que pagar los gastos del juicio.


En el dictamen, los jueces subrayan que el coche estaba publicado a "la mitad de su valor de mercado", que "todas las comunicaciones estaban llamativamente mal escritas" y que Kosen "mantuvo reiterados contactos por mail con una cuenta de correo falsa que no pertenecía" a Mercado Libre.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...