domingo 22, julio 2018 | Actualizado 18:56
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Para el Gobierno, el represor Alfredo Astiz está en condiciones de salir de la cárcel

20/03/2018 18:22 hs
Fue condenado en dos ocasiones a cadena perpetua, pero por su cáncer de próstata estaría en condiciones de recibir la prisión domiciliaria.

¿Te parece bien que Astiz salga en libertad?

Sí 
No 
 
70.15%
No
 
29.85%
El Gobierno propuso que el represor Alfredo Astiz salga de la prisión, en un listado que le entregó a la Justicia. Además de él, el Ejecutivo recomendó la prisón domiciliaria de otros genocidas.

A menos de una semana de conmemorarse el aniversario del último golpe cívico-miltar, el Servicio Penitenciario Federal agregó a 325 personas en la lista de 1.111 "internos sugeridos" para que los jueces decidan si pueden gozar de la prisión domiciliaria, entre ellos el mencionado genocida condenado dos veces a cadena perpetua.

Sucede que Astiz integra la categoría de "internos con enfermedades". "Cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario le impida recuperarse o tratar adecuadamente su dolencia y no correspondiere su alojamiento en un establecimiento hospitalario", explica el ítem.

Astiz tiene cáncer de próstata y se encuentra en la fase de tratamiento de "control". Está detenido desde el 20 de diciembre de 2017 y, según el informe, está en condiciones de acceder a la libertad condicional el 7 de abril de 2023 y a la libertad total el 7 de abril de 2028 cuando su pena quede agotada. Se encuentra alojado en la "Unidad 31 - Centro Federal de Detención de Mujeres", en la localidad bonaerense de Ezeiza.

El genocida fue condenado dos veces a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1983. En aquellos años, el "Ángel de la muerte" se infiltró en las Madres de Plaza de Mayo, que reclamaban la aparición con vida de sus hijos, entregó a Azucena Villaflor, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga al grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...