lunes 18, junio 2018 | Actualizado 12:07
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Un joven robó un caballo, destrozó su cráneo y lo descuartizó: "alguien tiene que morir hoy", dijo.

01/03/2018 09:41 hs
Un drogadicto ató al indefenso animal y comenzó a pegarle con un ladrillo. Está detenido. LAS IMÁGENES PUEDEN RESULTAR FUERTES PARA LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR.
Un joven robó un caballo, destrozó su cráneo y lo descuartizó: alguien tiene que morir hoy, dijo.
Imagen ilustrativa.

Una terrible historia de mlatrato y crueldad animal ocurrió en Quilmes cuando un joven "totalmente sacado" robó un caballo, ató al animal y comenzó a pegarle salvajemente con un ladrillo hasta destrozarle el cráneo porque para él "alguien tenia que morir" ese día.

 

El hecho fue denunciado por la madre del joven, quien se acercó a la comisaría del lugar para pedir ayuda a la policía porque no podía detener a su hijo y tenía miedo por su cuñada embarazada. Según indicó la mujer, su hijo de 20 años es adicto al paco y llevaba cuatro días consumiendo sin parar.

 

En la denuncia consta que el joven adicto había robado el caballo de un vecino, y tras atarlo a un palo comenzó a pegarle en la cabeza con un ladrillo. A pesar de los intentos de su familia el joven no paraba y continuaba diciendo: "Lo hago porque alguien tiene que morir hoy".

 

Al llegar al lugar, la policía encontró un escenario macabro y descubrió que el joven continuaba pegándole al animal, el cual ya se encontraba en el piso. Tras detenerlo, llamaron a una protectora de caballos para que los ayude con la situación.

 

Tras acudir a la casa, desde Caballos de Quilmes compartieron la historia e imploraron ayuda desde sus redes sociales:  "¿Qué clase de monstruo es capaz de hacer todo esto? Una persona así no puede estar suelta en la calle gozando de su libertad como si nada pasara ¿Quién va a ser su próxima víctima?"

 

      Embed


El texto completo compartido por Caballos de Quilmes:

 

"La historia de hoy posiblemente es una de las más difíciles que nos haya tocado vivir. En el día de ayer un chico de unos 20 años que venía consumiendo 'paco' durante una maratón de excesos de 4 días cometió el acto de violencia más duro y crudo del cuál hayamos tenido recuerdo.

 

Cerca del mediodía la madre de este joven totalmente desesperada se presentó en la comisaría 1ra de Quilmes, para denunciar a su propio hijo. Ella quería que se lo llevaran preso inmediatamente, tenía miedo por su cuñada que estaba embarazada y por la vida de su propia familia. Es así que comenzó un relato digno del terror más absoluto.

 

Cerca de la ribera de Quilmes, donde residen, su hijo al que describía como totalmente "sacado" según su propia madre, cerca de las 6 de la mañana se robó el caballo de un vecino. Un pequeño caballo de carro que recibía malos tratos a diario por su propio dueño. Este chico decidió ir y sacárselo a la fuerza para ingresarlo en el interior de su domicilio.

 

Ya dentro de la vivienda, la cual estaba colmada de basura, paró al caballo junto a un palo y unas chapas. El animal estaba totalmente tranquilo mientras miraba si había algo que podía comer y sin saber lo que le esperaba. Inmediatamente y aprovechándose de la situación comenzó un acto de barbarie tan terrible y angustiante que nos hace hasta temblar las manos. Este monstruo, porque no hay otra forma de poder llamarlo, tomó un ladrillo y comenzó a pegarle con tanta fuerza y desquicio en la cabeza que rompió su cráneo y parte de su cara. Mientras sus hermanos se despertaron de sus camas por los gritos y golpes que se sentían, el caballo cayó con la sangre corriendo por toda su cabeza y boca.

 

El seguía enloquecido, quería seguir pegándole pese a que el caballo ya estaba en el suelo derrotado. Sus gritos no cesaban: "Lo hago porque alguien tiene que morir hoy". Tras ver que sus hermanos no le permitían seguir con la tortura, se soltó de los brazos que lo detenían y con total soltura decidió irse a dormir.

 

La familia pensaba que el caballo había muerto en el acto por la cantidad de sangre que corría. Preocupados por no saber qué les esperaba cuando despierte nuevamente decidieron ir a la comisaría en búsqueda de ayuda. Es así que la policía se contacta con nosotros desconcertados también por la situación para que constatemos el estado del caballo.

 

Al llegar, lo peor estaba por llegar. El caballo no había muerto. Agonizaba sobre la basura, con sus ojos salidos de sus órbitas y ya a esta altura, él se estaba ahogando con su propia sangre. La imagen era indescriptible. Tuvimos Inmediatamente que comunicamos con la veterinaria para que pueda venir a asistirlo aunque ya era demasiado tarde para este petiso, la cantidad de lesiones que tenía junto a su cráneo totalmente roto no dieron otro final posible que el de terminar con su sufrimiento.

 

No hay palabras para describir esta situación. No hay explicación para poder justificar tal acto de barbarie y lo que más nos duele es que sabemos que este NO es un caso aislado. Dentro de muchísimas viviendas pasan actos aberrantes. Este caso preciso sucedió en una propiedad muy humilde pero la misma familia nos contaba que esta persona tenía un sueldo superior a los $25.000 es decir que esta situación no pasa por hambre ni ignorancia para los defensores de lo indefendible que suelen siempre justificar el maltrato con la pobreza. Es algo que no tiene conexión alguna.

 

Lamentablemente estamos acostumbrados a ver a la muerte misma cada día en Quilmes. Nuestras calles están teñidas de sangre porque acá mueren 3 caballos por día mientras están atados a un carro. Los golpes, el maltrato, la falta de agua, de comida y de tantas cosas hacen que los caballos simplemente no resistan.

 

 

 

CAUSA JUDICIAL: ¿CÓMO SIGUE ESTE CASO?

 

Tras pasar este terrible caso, la policía se presentó en el domicilio y procedió a llevárselo preso. Él seguía durmiendo y nuevamente al sacarlo de la cama comenzó a decir "Alguien tenía que morir hoy y yo me quería comer el caballo así que había que descuartizarlo".

 

Trasladamos el cuerpo que ya se encuentra en el depósito de la policía y hoy se está realizando la necropsia para adjuntar a la causa judicial en la fiscalía y dejar en claro la gravedad de las lesiones que provocó.

 

Actualmente se encuentra tras las rejas y nosotros nos presentaremos como querellantes en la causa para asegurarnos de que permanezca ahi. Es inadmisible que los casos de maltrato animal siempre queden impunes y no vamos a permitir que con la cantidad de pruebas que hay esta persona goce de su libertad como si no hubiera hecho nada.

 

Por otra parte quisiéramos aprovechar para pedirles un enorme favor que es que #Difundan y #Compartan este caso para que más personas sean testigo de los horrores que viven los caballos en nuestro Municipio y sobre todo que asistan a las marchas y ayuden a estos caballos a ser su voz. Necesitamos más unión para terminar con esto.

 

Los caballos mueren en silencio y soledad. Ellos no gritan, no lloran y solamente caen al suelo cuando van a morir tras estar expuestos tan solo un puñado de meses a los maltratos que conlleva estar atado a un carro.

 

INFORME DE NECROPSIA - CABALLO ROBADO Y ASESINADO A LADRILLAZOS PARA DESCUARTIZARLO

 

En el día de ayer se realizó la #necropsia para adjuntar a la causa judicial.

 

Realmente no hay palabras para describir la saña y crueldad absoluta con la que fue tratado este pobre caballo tras ser robado e ingresado en una vivienda donde lo golpearon con un ladrillo hasta matarlo. Según el asesino "Porque alguien tenía que morir".

 

El caballo cayó desvanecido tras los terribles golpes en la cabeza que este monstruo le propinó sin respiro. Continuó golpeándolo hasta que sus hermanos pudieron frenarlo y como no podía continuar con este acto de barbarie desmedida, se fue a dormir.

 

La necropsia demuestra sin lugar a dudas lo que fue este horror. Se encontraeon distintas lesiones en varias partes de su cuerpo:

 

■ En la cabeza, se encontró una fractura multiple de cráneo junto a unos hematomas de gran tamaño.

 

■ Contaba con la destruccion total de ambos globos oculares.

 

■ En la parte inferior del cuello se encontraron hematomas.

 

■ Tenía la tráquea rota.

 

■ Se encontró sangre en pulmones y en la cavidad toracica.

 

■ Los pulmones estaban totalmente destrozados.

 

■ El diafragma estaba desgarrado.

 

■ Contaba con una hemorragia cerebral."



      Embed


TAGS
crueldad animal, maltrato,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...