miércoles 19, septiembre 2018 | Actualizado 10:33
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Mauricio Macri, furioso en off a su Gabinete: ""Es mentira que el Estado nos tiene que limpiar el culo"

21/02/2018 12:26 hs
Qué alusiones fuertes hizo el Presidente a la oposición. Su deseo de perdurar. Y otras frases inesperadas del cónclave.

El 2 de diciembre de 2015, ocho días antes de la asunción, Mauricio Macri presentó a sus ministros en el Jardín Botánico. "Es el mejor equipo en 50 años", se jactó. La frase suele ser utilizada por la oposición y por activos militantes en las redes sociales para burlarse del jefe de Estado cada vez que el Gobierno comete un error o algún funcionario debe abandonar su cargo. A Macri poco le importa. En el retiro de Chapadmalal le dijo a su Gabinete: "Ha habido un enorme crecimiento del equipo. No existe una escuela para aprender este oficio.Ustedes no dimensionan lo que han crecido". Y entonces el que pareció burlarse de los opositores que lo cuestionan fue el Presidente: "Hacemos trampa porque competimos contra la nada".


El mensaje y por momentos el tono del discurso presidencial empleado en el cierre del encuentro, el sábado por la mañana, todavía es motivo de conversación en las reuniones del universo oficialista. "Mauricio modernizó la frase de Perón", bromeó un ministro el referirse al tramo en que Macri dijo que Cambiemos compite contra la nada. Aludía a aquellas célebres palabras del fundador del peronismo: "No es que nosotros seamos buenos, sino que los demás son peores".


El discurso tuvo momentos fuertes. Macri planteó que mucha gente que votó por el cambio en 2015 "también es ambivalente" y esta vez acudió al fútbol en forma negativa: "Una sociedad con valores de hincha de fútbol no tiene futuro". Insistió con que cada actor social tiene que hacer su aporte e insistió en el esfuerzo personal en detrimento de quienes creen que el Estado está para solucionar todo. "Es mentira que el Estado se tiene que ocupar de limpiarnos el culo", afirmó, según reveló ayer a Clarín una alta fuente del Gobierno.


Las frases presidenciales fueron transmitiéndose de boca en boca en las últimas 48 horas, acaso porque más de uno tomó nota de uno de los pedidos de su jefe en la cita de Chapadmalal. Macri requirió que los principales funcionarios se conviertan en "pedagogos" y bajen explicaciones a las segundas y terceras líneas del Ejecutivo. "Tenemos que ser más activos, tenemos que tener más presencia y hay que contar con más voceros. Y también tenemos que discutir más con el círculo rojo", dijo. Explicar más y mejor cada iniciativa oficial (incluso las más antipáticas o polémicas) ha sido siempre uno de los pedidos del ala radical y de la Coalición Cívica que participan de la sociedad de Cambiemos. También del ala política del PRO.

Algunos lamentaron que cuando Macri habló ya no estuviesen en Chapadmalal ni Emilio Monzó ni Mario Negri, el radical con mayor peso en el Congreso.


La puesta en escena del fin de semana también escaló a la primera plana del macrismo que no forma parte de la administración nacional. María Eugenia Vidal estuvo reunida con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y charlaron sobre los alcances del discurso. Tal vez la gobernadora utilice algunos conceptos similares en la apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura bonaerense: ayer al mediodía, antes de almorzar un wrap de vegetales en su despacho de la Casa de la Provincia, en la avenida Callao, Vidal le daba pequeños giros y retoques al texto que le había presentado Federico Suárez, el ministro de Asuntos Públicos de la Provincia.


Horacio Rodríguez Larreta también indagó sobre las exposiciones en Chapadmalal. "Parece que nadie esperaba que Mauricio hablara como lo hizo. Hubo sorpresa en la tropa", contó un operador que trabaja en las sombras para la gobernadora y el jefe de Gobierno.


 "La gente mira el pequeño detalle. Seamos personas normales. No hay otra manera de sobrevivir. Todo es una cuestión de equilibrio. Hay que atacar y defender, como en el fútbol", dijo Macri.


Quizá tomando nota de la caída de imagen que sufrió la Casa Rosada desde diciembre -que según los registros propios se habría detenido en las última semanas-, el Presidente apuntó: "Lo más revolucionario es perdurar".


(Fuente: Clarín)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...